A diferencia de Trump, Biden promete a los aliados de EEUU una cooperación no transaccional

Andrea Shalal y Steve Holland
·2  min de lectura
Foto del viernes del Presidente de EEUU, Joe Biden, hablando de manera virtual en la Conferencia de Seguridad de Múnich desde la Casa Blanca

Por Andrea Shalal y Steve Holland

WASHINGTON, 19 feb (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quiere establecer un fuerte contraste con su predecesor, Donald Trump, en materia de política exterior, prometiendo acabar con la diplomacia transaccional y promover los sistemas democráticos frente a las autocracias.

El demócrata, que juró su cargo hace un mes, utilizó su primera gran aparición en la escena mundial —una "visita virtual" a Europa— para tratar de restablecer a Estados Unidos como un jugador de equipo multilateral después de cuatro años de las polarizadoras políticas proteccionistas de Trump.

Biden dibujó una estrategia radicalmente diferente a la política exterior transaccional practicada por Trump, que enfureció a los aliados al romper acuerdos internacionales y amenazar con poner fin a la ayuda en materia de defensa si no se sometían a su voluntad.

"Nuestras asociaciones han perdurado y crecido a lo largo de los años porque están arraigadas en la riqueza de nuestros valores democráticos compartidos. No son transaccionales. (...) Se basan en una visión de futuro en la que todas las voces importan", sostuvo.

Biden llegó cargado de regalos: una promesa de apoyo de 4.000 millones de dólares para los esfuerzos de vacunación mundial contra el coronavirus, la reincorporación de Estados Unidos al acuerdo climático de París y la perspectiva de un paquete de gasto público de casi 2 billones de dólares que podría reforzar la economía estadounidense y la mundial.

Biden se reunió el viernes por videoconferencia con los líderes del G7 de Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Japón. Tiene previsto reunirse con ellos en una cumbre presencial organizada por Reino Unido este verano.

Su discurso se dio en una sesión posterior por vía telemática de la Conferencia de Seguridad de Múnich, que a menudo congrega a los principales dirigentes mundiales y donde hace varios años, en calidad de ciudadano particular, tranquilizó a los participantes perturbados por la presidencia de Trump: "Volveremos".

Biden subrayó que las democracias, y no las autocracias, ofrecen el mejor camino para el mundo, después de que el asedio del 6 de enero al Capitolio Unidos por parte de los alborotadores pro-Trump demostrara lo frágil que puede ser la democracia.

"Debemos demostrar que las democracias aún pueden dar respuestas a nuestro pueblo. Esa es nuestra misión galvanizadora. La democracia no se da por accidente. Tenemos que defenderla. Fortalecerla. Renovarla. Tenemos que demostrar que nuestro modelo no es una reliquia de nuestra historia", dijo Biden.

(Información de Andrea Shalal y Steve Holland; editado en español por Tomás Cobos y Javier Leira)