Diferencia “abismal” en los contagios e internaciones entre vacunados y no vacunados en la provincia de Buenos Aires

·3  min de lectura
Operativo Detectar en San Justo, La Matanza
Gerardo Viercovich

Ante el aumento sostenido de casos de Covid-19 en la Argentina en el último mes de 2021, las autoridades sanitarias ponen el foco en acelerar los niveles de vacunación, que ya alcanzan a 32,8 millones de personas inoculadas con el esquema primario completo en todo el país.

En esa línea, el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, reveló datos en cuanto al impacto positivo de tener aplicadas las dosis contra el Covid-19, tanto sobre la posibilidad de contagio como en las internaciones en terapia intensiva. Este último es un indicador que está en permanente revisión por las autoridades para evaluar cuál es el grado de tensión sobre el sistema de salud con el repunte de contagios y definir las medidas a tomar para contener esta tercera ola.

“La diferencia en los contagios y las internaciones entre las personas vacunadas y no vacunadas es abismal”, planteó Kreplak en su cuenta de Twitter, y detalló: “Quienes no están inmunizadas tienen 1,7 veces más chances de contagiarse y 18,8 veces más posibilidades de que su cuadro sea grave”.

Por eso, instó a los bonaerenses a llegar a los puntos de inoculación: “¡Hay que vacunarse! Sus efectos son innegables!”.

En la Provincia ya habían realizado un corte al 24 de diciembre que mostraba que de las 224 personas hospitalizadas en terapia intensiva, 82% eran no vacunados. Un análisis previo había marcado que, al 10 de diciembre, 62% de las personas internadas con diagnóstico de coronavirus no estaban vacunadas y que 14% solo se habían aplicado una dosis.

En miras de aumentar el número de inoculados, en la Provincia también se exige el Pase Sanitario en las actividades de mayor riesgo, para incitar a la población a llegar a los centros vacunatorios. De acuerdo a lo confirmado por fuentes de la cartera sanitaria bonaerense, esa medida tuvo su impacto ya que las aplicaciones de dosis antes de la vigencia del certificado se encontraban por debajo de 100.000 y desde que comenzó a regir, el 21 de diciembre, rondan las 150.000.

Mientras tanto, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, también habló el martes de que se registra a nivel nacional un “aumento de la demanda de las primeras dosis”, ya que el Gobierno también dispuso que las provincias deben aplicar el Pase Sanitario.

Por otra parte, dinamizan desde la Casa Rosada las estrategias para instar a que los argentinos se vacunen. El Consejo Federal de Salud dispuso, por ejemplo, menor tiempo de aislamiento para contagiados y contactos estrechos que ya cuenten con su esquema completo.

“Retrasamos tanto la llegada de delta y hemos trabajado bien con la vacunación que hemos evitado una ola”, manifestó el martes Vizzotti, quien insistió con que la elevada cantidad de casos -que ayer marcó un récord desde el inicio de la pandemia, con 50.506 infecciones- no se traducen en un aumento de las internaciones y de la mortalidad debido a la alta tasa de vacunación en el país. El jueves hubo 35 muertes y 1004 personas estaban en Unidades de Terapia Intensiva (UTI), con una ocupación de 35% a nivel nacional.

En tanto, ya rigen nuevas disposiciones para ingresar a la Argentina, que le dan mayor potestad a las empresas de transporte para que hagan cumplir los protocolos a los viajeros, con la posibilidad de negarles el embarque a quienes no sigan los requisitos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.