La difícil tarea de identificar a los migrantes que murieron dentro de un camión en Texas

·7  min de lectura
© Yerania Rolon / AP

De las 53 víctimas mortales halladas en un camión abandonado en Texas, algunos no tienen documentos, sus familiares están lejos, otros allegados no logran ser ubicados y falta cotejar con huellas dactilares y muestras de sangre. Por ahora, cuatro personas han sido detenidas. Mientras tanto, una nueva caravana partió este viernes desde Tapachula, México, hacia EE. UU. Y la OIM informa que en lo que va del año casi 500 migrantes han muerto en las rutas hacia Estados Unidos.

Cuatro días después de la tragedia de los 53 migrantes muertos (de 67) por asfixia, deshidratación y hacinamiento en un camión sin aire acondicionado en el sofocante calor de Texas, sigue la atención consular a los familiares de las víctimas originarias de México, Guatemala, Honduras y El Salvador que se han contactado con los funcionarios. Sin embargo, no todos los cuerpos han sido identificados.

El consulado de México en San Antonio, Texas, ya ha contactado (hasta este viernes 1 de julio en la mañana) a las familias de 22 de los 27 mexicanos que iban en el camión, pero no ha logrado ubicar a las familias de los cinco restantes.

El cónsul general de México en San Antonio, Rubén Minutti Zanatta, explicó este viernes al medio mexicano ‘Imagen Radio’ que “en 19 de los casos el contacto ha sido con familiares directos, mientras que los tres restantes han sido con familia lejana o conocidos” y explicó que “fueron hallados documentos que vinculaban a las personas que murieron en el tráiler con su nacionalidad”.

Por su parte, las autoridades consulares de Honduras se mantienen en que son cinco los connacionales muertos en el tráiler y no 14 como aún lo sostiene los registros del Instituto Nacional de Migración de México (INM), lo que ha generado confusión entre la población hondureña.

El vicecanciller de Honduras, Tony García, informó esta mañana de viernes al medio ‘Voz de América’ desde San Antonio, que “se encontraron cinco documentos de identificación hondureños que no estaban junto a los cuerpos, pero que hace suponer que son nuestros compatriotas. La angustia es grande”.

El canciller hondureño, Eduardo Enrique Reina, anunció que se ha puesto a disposición el avión presidencial para repatriar los restos de los inmigrantes fallecidos y que, si hiciera falta, incluso la repatriación se podría completar en vuelos privados.

Los otros cuerpos identificados corresponden, según el INM a dos salvadoreños y siete guatemaltecos. Sin embargo, la cifra puede variar porque aún sigue el cotejo de documentos, huellas dactilares y muestras de sangre de sus familiares en los países de origen. Falta por identificar entre dos y 12 víctimas mortales mientras se aclara los reportes de los hondureños fallecidos.

Los testimonios de los familiares de las víctimas

Familias de las víctimas en México y Honduras han relatado las historias de sus seres queridos fallecidos. En la casa de Jazmín Nayarith Bueso Núñez en El Progreso, Honduras, las oraciones de su familia no fueron escuchadas. Este jueves se confirmó que estaba entre los muertos en San Antonio.

Bueso Núñez, de 37 años, padecía lupus, una enfermedad que le costó su trabajo y cuyo tratamiento era muy costoso, comentó su familia. Una amiga le ofreció ayuda para que se fuera a Estados Unidos donde esperaba encontrar un trabajo mejor pago y así ayudar a mantener al hijo de 15 años que dejó con sus padres y a encontrar tratamiento para su enfermedad.

Su padre, José Santos Bueso, trató de disuadirla antes de partir el 3 de junio. "No, papá, este es un viaje especial", le dijo ella. "'Yo estaba allí, hija', le respondió su padre y agregó “No hay viajes especiales. El único viaje especial era viajar en avión con una visa”.

Jazmín estaba en Laredo la última vez que habló con su familia cuando les dijo que los contrabandistas iban a tomar sus teléfonos antes de continuar, por lo que no podría comunicarse durante un tiempo.

Otras historias de los migrantes son contadas por sus empobrecidas familias. La madre de dos jóvenes mexicanos, Yovani y Jair Valencia Olivares, cuenta lo duró que fue para ella dejarlos ir. El cupo para cruzar la frontera fue de 9.000 dólares, como narra su familia.

La condición de salud de los sobrevivientes

De los 11 sobrevivientes de México y Guatemala, dos serían dados de alta este viernes. El ministro de Relaciones Exteriores guatemalteco, Mario Búcaro, aseguró que la situación de los tres compatriotas que sobrevivieron en el contenedor del vehículo es "sumamente compleja", uno de ellos en condición complicada de salud y los otros dos estables.

El canciller comentó que la única forma en que Guatemala puede evitar la migración es generando empleo en el país centroamericano. Cada año, según reporta la agencia EFE, las autoridades estiman que unos 300.000 guatemaltecos intentan llegar a Estados Unidos en busca de mejorar sus condiciones de vida debido a la pobreza y violencia.

Cómo van las investigaciones por la muerte de los migrantes

Dos de los cuatro detenidos como supuestos responsables de la muerte de los 53 migrantes, son mexicanos. Si son hallados culpables por tráfico de personas y homicidio podrían ser condenados a la pena de muerte. Se sabe que el conductor del camión compareció ante un tribunal federal.

El INM detalló el jueves que las autoridades identificaron al conductor del tráiler, como Homero “N”, de 45 años, quien se hizo pasar como uno de los sobrevivientes para evitar su arresto.

Según Francisco Garduño, comisionado del INM de México “la Fiscalía General de la República (FGR) abrió una carpeta de investigación por la muerte de los migrantes mexicanos y que, junto al INM, colabora con las autoridades federales de Estados Unidos para identificar a la red de traficantes de personas responsables de esta tragedia”.

Mientras, el vocero de la Presidencia de México, Jesús Ramírez Cuevas, en sus redes sociales esta semana publicó que “el tráiler salió de una casa en Valle de Río Grande, Texas" y aseveró que el camión encontrado el lunes pasado "operaba con placas de Texas, pasó dos filtros de seguridad y nunca cruzó la frontera".

Las autoridades suponen, por ahora, que los migrantes debieron permanecer varias horas encerrados en el camión, en la que ha sido considerada la mayor tragedia de tráfico de personas de las últimas décadas en Estados Unidos.

Casi 500 migrantes han muerto en lo que va de 2022 en la frontera México-EE. UU.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el continente americano, agitado por las tensiones sociales, económicas y crisis políticas prolongadas como las de Nicaragua o Venezuela, es un mar de rutas peligrosas para miles de personas que quieren buscar una vida mejor.

La muerte de los 53 migrantes aumentó a 493 el número de víctimas mortales de migrantes en lo que va de este 2022. Para la OIM, "sin embargo, esta cifra sigue siendo un subregistro debido a los diversos problemas que hay para la recolección de datos".

Muchos de los migrantes muertos proceden de países con un elevado número de solicitantes de asilo. Uno de los autores del informe de la OIM sobre los Migrantes en las Américas en 2021, Edwin Viales, señala que “no podemos olvidar que cada número es un ser humano con una familia que tal vez nunca sepa lo que le sucedió".

Nueva caravana migrante sale de la frontera sur de México

Desde Tapachula, en la frontera sur de México con Guatemala salió una nueva caravana de migrantes hacia Estados Unidos. Exigen condiciones para transitar con seguridad y evitar una tragedia como la de Texas.

La nueva caravana salió este viernes y señalan que van 400 mujeres embarazadas y 1.000 niños que transitarán por la carretera costera con el fin de llegar a la aduana migratoria de Huixtla, Chiapas.

Jonathan Enrique Ávila, migrante de Venezuela, estima que podrían caminar unas 8.000 personas de países como Venezuela y Haití, regiones como África y Asia, e incluso acompañados por mexicanos que también buscan cruzar a Estados Unidos.

"Nosotros estamos pidiendo a las autoridades mexicanas que nos resguarden en las carreteras, que vayan con nosotros en todo momento porque es una marcha caravana pacífica", expresó Ávila.

Los migrantes varados en el sur de México se han solidarizado con las familias de los 53 migrantes fallecidos en San Antonio. Estas caravanas reflejan el flujo migratorio récord hacia Estados Unidos, donde la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. detectó a más de 1,7 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre pasado.

Con EFE, AP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.