La difícil batalla de Fernando del Solar contra el cáncer

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 30 (EL UNIVERSAL).- Esta tarde de jueves se dio a conocer la noticia que Fernando del Solar falleció a los 49 años. Aunque el conductor se enfrentó a una batalla contra el cáncer, desde 2012, esta no fue la enfermedad que produjo su deceso. De acuerdo a los primeros informes, su muerte habría sido a causa del Covid-19, pero a lo largo de los años, el argentino se enfrentó a varios problemas de salud que lo mantuvieron en constante hospitalización.

En 2021, cuando apenas tenía 39 años, el originario de Buenos Aires fue diagnosticado con linfoma de Hodgkin, un tipo de cáncer que se desarrolla en los glóbulos blancos del cuerpo. Al recibir la noticia, el conductor de TV Azteca sintió que "se hacía chiquito". Fue entonces, cuando atravesó la batalla más dura de su vida, sin embargo, siempre se caracterizó por enfrentar su enfermedad positivamente: "Tengo muchas ganas de vivir", indicó en aquella época.

Aunque el sistema linfático se encuentra en distintas partes del cuerpo, el cáncer linfático afectó, primordialmente, el pulmón derecho de Fernando. Se trataba de un tipo de cáncer fase cuatro, la etapa en la que el padecimiento se expande más y con un peor pronóstico. Del Solar padeció una de las cuatro variaciones del linfoma de Hodgkin, que habitualmente afecta a mujeres y a la población joven, conocida con el nombre de esclerosis nodular. De acuerdo con la "American Cancer Society", se manifiesta en siete de cada 10 personas con este tipo de cáncer.

En una entrevista, del 2016, con EL UNIVERSAL, del Solar recordó cómo se sintió frente a la posibilidad de perder la vida: "He crecido con mucho miedo a la muerte y cuando estuve cerca me empecé a replantear: ¿y si todo lo que creo no es verdad? ¿Y si no hay vida después de la muerte? ¿Y si no me esperan los ángeles? ¿Y si el cielo es aburrido? Comencé a convivir con eso de la muerte, a tomarlo como una variable posible".

En un camino en que el conductor no sólo lucho frente a su estado de salud, sino a las emociones que le producía padecer cáncer, Fernando vivió dolor físico, pero también anímico: "Negación, depresión, coraje y soledad", fueron algunas de las emociones que experimentó.

La enfermedad alcanzó su punto más álgido cuando tuvo un paro respiratorio, que ameritó su hospitalización inmediata. En ese momento, su madre era la responsable de tomar las decisiones en torno al conductor. Su estado de gravedad fue tal, que el personal que atendió su caso le recomendó desconectar a su hijo, pero ella no lo permitió. Poco a poco, sometido a múltiples quimioterapias, el cáncer comenzó a retroceder. También optó por la cura familiar y profesional, asegurando que sus hijos Luciano y Paolo, así como su regreso a la televisión con "Academia, 10 años" como la mejor medicina ante los efectos secundarios.

"Un día que me sentía mal, realmente mal, estaba acostado hecho bolita en la cama y llegaron los enanos (que tenían dos y cinco años) y me cucharearon, nada más. Llegaron y me cucharearon como diciendo ‘papi, aquí estoy contigo’. Lo entendieron increíble", confió a esta casa editorial.

En esa época, Fernando aún estaba unido a Ingrid Coronado, su exesposa y madre de sus dos hijos. En el programa "Historias engarzadas", el argentino recordó una de las conversaciones que entabló con ella: "Llevaba como dos semanas (con quimioterapia). Esta quimioterapia me está matando, no puedo más. Estaba flaco, estaba amarillo y se lo dije: Si me voy a morir, que sea con calidad de vida. No quiero morirme enchufado a estas cosas, no quiero que mis hijos me vean así. No quería que ni Emiliano, ni Luciano, ni Paolo me vieran como un papá que se estaba muriendo, que se estaba apagando, que estaba débil, que no podía jugar con ellos". En ese entonces, decidió parar el tratamiento de quimioterapias al que estaba sometido y buscó tratamientos alternativos.

De 2012 al 2016, Fernando atravesó momentos buenos y difíciles, conforme a su experiencia, comprendió que el cáncer asalta a cada persona de forma distinta, pese a ser el mismo padecimiento: "La ciencia no se explica cómo de tres personas con el mismo grado de enfermedad, con la misma edad, con el mismo todo, y que llevamos el mismo tratamiento, uno se salvó, uno se murió, y otro nomás no se cura (yo)".

En 2016, el 5 de enero se dio a conocer la causa de una nueva hospitalización de Del Solar, que tuvo lugar desde el 21 de diciembre. La causa fue que descubrieron un nuevo tumor en el pulmón del conductor, por lo que recibió un tratamiento para encapsularlo.

Luego de esta racha, Fernando volvió a probar suerte en el amor, al iniciar una relación con Anna Ferro, en 2017, época en la que se le vio más restablecido. Sin embargo, en 2019 volvió a presentar problemas de salud, uno de los más agudos, al enfrentarse a un cuadro de neumonía que requirió una hospitalización de más de dos meses, desde finales de 2019 a mediados de febrero de 2020.

Hace unos días, el conductor tenía programada una conferencia –en la que hablaría de su experiencia con el cáncer-, pero fue cancelada luego que se reportara que dio positivo al Covid-19, por lo que fue internado al hospital, hasta esta mañana en que se dio a conocer la noticia de su fallecimiento.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.