Los diez protagonistas del año 2021 en Bielorrusia

·5  min de lectura

Moscú, 28 dic (EFE).- El último dictador de Europa, Alexandr Lukashenko; la líder de la oposición bielorrusa en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, o el detenido periodista Román Protasévich, estuvieron, entre otros protagonistas, en el foco de la actualidad en 2021.

Estos han sido los protagonistas que han marcado el año que termina en Bielorrusia:

LUKASHENKO DESAFÍA A OCCIDENTE

Una vez superada la crisis de las multitudinarias protestas postelectorales de 2020, el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, ordenó la represión de toda disidencia contra la última dictadura de Europa, desde políticos a activistas de derechos humanos, periodistas y deportistas. En el poder desde 1994, respondió a las peticiones de dimisión anunciando una reforma constitucional de alcance desconocido, cuyo referéndum se celebrará en 2022.

Ante la creciente presión occidental, orquestó una crisis migratoria contra la Unión Europea al conducir a miles de inmigrantes a la frontera con Polonia; organizó patrullas aéreas y maniobras militares conjuntas con Rusia para defender su país de una supuesta amenaza de la OTAN, y aprobó la integración económica con el vecino del norte.

TIJANÓVSKAYA, LA ESPERANZA DE LA OPOSICIÓN

La líder de la oposición bielorrusa en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, se convirtió en un referente de la lucha contra la campaña de represión en la antigua república soviética. Fue recibida por los líderes mundiales, a los que exigió sanciones económicas y diplomáticas más duras contra el régimen de Lukashenko, aunque no logró revivir la llama de la protesta que estalló tras las fraudulentas elecciones presidenciales.

En represalia, el régimen impuso una pena de 18 años de cárcel a su marido, Serguéi Tijanovski, al que reemplazó como candidato opositor cuando este fue detenido en mayo de 2020. Junto a sus aliadas María Kolésnikova y Veronika Tsepkalo, recibió el premio Carlomagno por su compromiso europeo.

PROTASÉVICH, PERIODISTA SECUESTRADO EN UN AVIÓN

El periodista Román Protasévich, uno de los fundadores del canal de telegram Nexta, la principal fuente de información durante las protestas postelectorales en Bielorrusia, protagonizó un escándalo internacional al ser detenido después de que Lukashenko ordenara en abril el desvío forzoso del avión comercial en el que viajaba de Atenas a Vilna.

Su detención desató una unánime condena internacional y duras sanciones contra el régimen, entre ellas el cierre del espacio aéreo. En sus primeras comparecencias públicas admitió haber organizado disturbios masivos en Minsk y criticó a los dirigentes de la oposición. Organizaciones de derechos humanos denunciaron que el periodista, que ahora se encuentra bajo arresto domiciliario, fue torturado.

STANISLAV SHUSHKÉVICH, EL ENTERRADOR DE LA URSS

Se cumplieron 30 años de la firma del acuerdo que puso fin a la Unión Soviética. Uno de los firmantes fue el entonces jefe del Sóviet Supremo bielorruso, Stanislav Shushkévich. Fue él quien organizó en un coto de caza cerca de la frontera con Polonia la histórica reunión con los presidentes ruso, Boris Yeltsin, y ucraniano, Leonid Kravchuk.

Mientras el último dirigente soviético, Mijaíl Gorbachov, considera a los firmantes unos conspiradores, Shushkévich comentó a Efe que, en realidad, “después del golpe (de agosto de 1991) ya no había ninguna URSS”. “Evitamos una guerra civil”, subrayó, aunque reconoció que la Unión Soviética aún existe “en las conciencias” de dirigentes autoritarios como el ruso Vladímir Putin y el bielorruso Alexandr Lukashenko.

GONCHARENKO, DEL CSKA AL KRASNODAR

El técnico del CSKA Moscú, Víctor Goncharenko, abandonó tras cinco años el banquillo del club del Ejército ruso, con el que no pudo romper la hegemonía en liga del Zenit. Asumió en abril la dirección del Krasnodar, que se fue a la pausa invernal en la quinta posición en el campeonato ruso.

TSIMANOUSKAYA, LA DEPORTISTA REBELDE

Después de que cientos de deportistas bielorrusos denunciaran la violenta represión de las protestas antigubernamentales y demandaran nuevas elecciones, la velocista Krystina Tsimanouskaya se rebeló contra las autoridades de su país durante los Juegos Olímpicos de Tokio cuando los funcionarios bielorrusos intentaron repatriarla por la fuerza. Se resistió, denunció públicamente las presiones recibidas y logró que el COI castigara a la federación bielorrusa. Recibió asilo en Polonia, donde espera continuar su carrera profesional.

BASKOV, EL ZAR DEL HOCKEY BIELORRUSO

El presidente de la Asociación Bielorrusa de Hockey sobre Hielo, Dmitri Baskov, recibe una suspensión de cinco años de manos de la federación internacional por la discriminación de deportistas por sus ideas políticas. Baskov, estrecho aliado de Lukashenko, también es acusado por la oposición de participar en la muerte del activista opositor Román Bondarenko en noviembre de 2020

BABARIKO, BANQUERO ENEMIGO DE LUKASHENKO

El banquero Víctor Babariko, que fue detenido tras presentar su candidatura a las elecciones presidenciales, fue condenado en un juicio sumario a 14 años de cárcel por presuntos delitos económicos. Según las encuestas, Babariko tenía muchas opciones de desbancar a Lukashenko, en el poder desde 1994.

PRESIDENTE DE BELAVIA, AEROLÍNEA MARGINADA POR OCCIDENTE

El presidente de la aerolínea Belavia, Ígor Cherguinets, asumió el cargo en febrero de este año. Desde entonces, Belavia se vio envuelta en varios escándalos internacionales. Primero, debido al desvío de un avión comercial por orden de Lukashenko, se le prohibió sobrevolar y aterrizar en territorio de la Unión Europa y EEUU. En diciembre fue de nuevo sancionada tras ser acusada de participar en el traslado de inmigrantes irregulares de Oriente Medio hasta la frontera con Polonia.

BELARUSKALI, SANCIONES A FERTILIZANTES BIELORRUSOS

La corporación estatal Belaruskali es uno de los mayores productores mundiales de fertilizantes de potasio. Miles de sus trabajadores participaron en huelgas para demandar la dimisión de Lukashenko. Las sanciones de la Unión Europea, Reino Unido, Canadá y EEUU contra la compañía, una de las mayores fuentes de divisas para el régimen bielorruso, restringieron notablemente sus operaciones en el exterior.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.