Diez preguntas: dudas y certezas sobre las vacunas y su llegada a la Argentina

Hugo Alconada Mon
·9  min de lectura

Mientras el avión de Aerolíneas Argentinas retorna de Moscú, múltiples preguntas continúan en el aire. Tanto sobre la vacuna que fueron a buscar, la Sputnik V, así como también sobre la que desarrollaron los laboratorios Pfizer y BioNTech. Sin embargo, ya surgen algunas certezas.

¿La primera certeza? Que aún vacunados, deberemos seguir usando barbijos y respetando la distancia social hasta que todos seamos inmunes o ya nos hayamos contagiado, alcanzando así la inmunidad de rebaño. ¿La segunda? Que el proceso de vacunación insumirá, como mínimo, meses, período en el que podríamos afrontar una segunda ola de contagios a medida que las temperaturas más bajas retornen a la Argentina.

Las nuevas medidas del Gobierno para contener el avance del coronavirus: PCR, aislamiento obligatorio y restricciones para el ingreso de extranjeros

A continuación, LA NACION aborda algunas de las preguntas más frecuentes y procura responderlas en base a información oficial o emitida por expertos reconocidos, citando las fuentes periodísticas de Rusia o Estados Unidos consultadas.

1. ¿La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) ya aprobó alguna de las vacunas?

aprobó el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer y BioNTech. Lo hizo el miércoles 23, mediante la resolución 9210/20, incorporándola a su "registro de vacunas de interés sanitario en emergencias". Se sumó así a las aprobaciones ya obtenidas en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

En cuanto a la Sputnik V, el Ministerio de Salud emitió su resolución 2020-2/84/APN-MS autorizando "con carácter de emergencia" esa vacuna, "de conformidad con las recomendaciones" de la Anmat, aún cuando los medios periodísticos rusos -como la cadena TVRain- indican que todavía no se completaron los estudios de la "fase III" de esa vacuna.

Esos estudios comenzaron en septiembre con más de 40.000 voluntarios, de los que 10.000 recibirán un placebo en vez de la vacuna para contrastar sus resultados, según informó la agencia TASS. Pero la metodología aplicada durante estas semanas conllevará que no habrá "resultados concretos en términos de efectividad", afirmó la directora ejecutiva de la Asociación de Organizaciones de Investigación Clínica, Svetlana Zavidova, según citada la cadena TVRain.

En la misma senda, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, se mostró cauto. "Cuando el laboratorio Gamaleya [que elaboró la Sputnik V] publique la información técnica en publicaciones científicas internacionales con arbitraje, podremos opinar", sostuvo.

2. ¿Se acortaron los procesos de verificación para acelerar la autorización de las vacunas?

Los laboratorios aceleraron los tiempos de análisis -desarrollando, por ejemplo, dos fases en simultáneo en vez de esperar a completar los resultados de la primera para iniciar la segunda-, pero eso no implica que los laboratorios no hayan evaluado la seguridad de sus vacunas o su eficacia.

A eso se suma que organismos regulatorios de Estados Unidos y varios países de Europa y Asia examinaron -o aún examinan- esos estudios antes de autorizar su uso de emergencia entre sus nacionales y plantearon objeciones, como lo hizo el equivalente brasileño de la Anmat, Anvisa, que criticó la falta de transparencia en los procedimientos de emergencia que aplicó el gobierno de China para desarrollar su vacuna CoronaVac.

Sin embargo, otros dos factores positivos explican la rapidez con que se desarrollaron estas vacunas, según la subdirectora del área para las vacunas de la Fundación Bill y Melinda Gates, Lynda Stuart: la colaboración sin precedentes en la comunidad científica global, la que a su vez conlleva que esa comunidad científica monitoreó de cerca la eficacia y seguridad de esas potenciales vacunas.

3. ¿Son estas vacunas peligrosas para personas con alergias?

Se han registrado algunas reacciones alérgicas severas entre aquellos que se aplicaron la primera ronda de la vacuna de Pfizer / BioNTech. Algunos de esos casos ya registraban antecedentes de ese tipo de reacciones y portaban consigo, incluso, los "lápices" para inyectarse epinefrina en caso de emergencia. Por ese motivo, las autoridades sanitarias del Reino Unido recomendaron que los médicos monitoreen a los pacientes durante los 15 minutos posteriores a la vacunación y que todo aquel que registre antecedentes de episodios alérgicos severos no reciba esa vacuna. En cuanto a la vacuna Sputnik V no se conocen, hasta el momento, problemas en personas alérgicas.

4. ¿Pueden estas vacunas provocar otros efectos adversos?

Sí, aunque hasta ahora se reportaron reacciones entre los vacunados similares a las que experimentan aquellos que se vacunan contra la gripe u otras inmunizaciones. Es decir, dolor donde se dio la inyección, escalofríos, dolores musculares y fiebre -efectos que deberían desaparecer al cabo de uno o dos días-. En el caso de las pruebas de Pfizer, menos del 2% de los voluntarios reportó versiones más severas de esos síntomas, que fueron más comunes tras recibir la segunda dosis. Porcentajes similares de estos efectos se reportaron en las pruebas de Moderna, en tanto que los receptores de Sputnik V registraron fiebre, dolor de cabeza y en la zona del cuerpo donde recibieron la inyección, según reportó el medio ruso Novaya Gazeta.

5. ¿Qué se puede hacer después de recibir la vacuna?

Los expertos coinciden en que numerosas actividades deberán seguir en suspenso durante los meses posteriores a la vacunación y que el uso de máscaras y tapabocas seguirá siendo necesario. Para empezar, porque ninguna de las vacunas ofrece 100% de protección, además de que todavía no está claro si quienes reciban la vacuna podrán transportar el virus. Además, es probable que el Covid-19 siga esparciéndose hasta que la vasta mayoría de la población haya sido vacunada o se haya contagiado y curado.

En el caso de la Sputnik V, por ejemplo, uno de los responsables de los ensayos clínicos, Vadim Tarasov, informó que al menos 20 personas se enfermaron de coronavirus tras recibir la primera dosis de la vacuna rusa y antes de acceder a la segunda dosis, es decir, mientras que que su inmunidad "no estaba completamente desarrollada", lo que confirmó la viceprimera ministra para Políticas Sociales, Tatyana Golikova.

Según la agencia Interfax, Tarasov explicó que la inmunidad se alcanza 21 días después de la aplicación de la segunda dosis, cuando ya transcurrieron, además, 42 días desde la primera dosis. Hasta entonces, por tanto, los pacientes deberían mantener sus recaudos ante el riesgo de contagiarse. Eso ocurrió, por ejemplo, con médicos que trabajan en el territorio ruso de Altai, que se contagiaron después de recibir la primera dosis y antes de inyectarse la segunda, informó el portal NewsRu.

6. ¿Pueden recibir la vacuna los mayores de 60 años y se puede ingerir alcohol tras la inyección?

Las autoridades rusas afirman que completaron sus estudios y que la vacuna Sputnik V sí puede aplicarse a mayores de 60 años -aunque no difundió esos resultados-, en tanto que el Gobierno argentino afirma contar con la información técnica respaldatoria.

Kirill Dmitriev, del Fondo Ruso: "Buscamos producir la vacuna Sputnik en la Argentina"

En cuanto a la ingesta de alcohol, se recomienda no ingerir alcohol durante los tres días posteriores a recibir cada una de las dos dosis, según indicó el director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, Alexander Gintsburg, aunque la viceprimera ministra rusa, Tatyana Golikova. amplió a 42 días las restricciones al consumo de alcohol y drogas, período en el que también indicó que deberá seguir respetando las pautas del uso de mascarillas y la distancia social preventiva.

7. ¿Están los laboratorios en condiciones de satisfacer la demanda mundial de vacunación?

No. Por eso se analizan distintas opciones. Solo en Rusia, por ejemplo, la viceprimera ministra Tatyana Goikova estimó que se requerirán seis meses para desarrollar la producción de la Sputnik V y montar la logística requerida para vacunar a los 140 millones de rusos, lo que con suerte estima que podría lograrse durante la primavera del hemisferio norte -es decir, fines de marzo o abril de 2021-, aunque todo el proceso de vacunación podría completarse, con suerte, para septiembre u octubre del año entrante, según estimó el inmunólogo Nikolai Kryuchkov.

En esa línea, el Estado ruso ya delegó la producción local de la Sputnik V en compañías como R-Pharma, Generium y Binnopharm, aunque esas firmas carecen de la infraestructura necesaria para producir un nuevo desarrollo biotecnológico, según reportaron, por separado, el portal ruso de noticias Meduza y el diario estadounidense The Wall Street Journal.

Hasta el momento, las autoridades rusas montaron 70 centros de vacunación en Moscú y sus alrededores, y unas pocas ciudades adicionales. Por ese motivo, y para satisfacer los pedidos por más de 1500 millones de dosis provenientes de más de 50 países -incluida la Argentina-, Rusia avanza en la firma de acuerdos para ampliar su producción en Corea del Sur, India, China, Brasil y Serbia, entre otras opciones.

8. ¿Las vacunas serían eficaces contra la mutación del Covid-19?

La vacuna Sputnik V sería eficaz contra la mutación del coronavirus que se detectó en el Reino Unido, según afirmó el director ejecutivo del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), Kirill Dmitriev, en el canal de televisión Rusia 1.

Por su parte, el CEO de BioNTech, Ugur Sahin, dijo que confía en que las dosis que desarrolló su compañía junto a Pfizer protejan contra la variación del Covid-19, aunque remarcó que los resultados se conocerán en dos semanas y que, de no ser así, se podría ultimar una nueva fórmula "técnicamente, en seis semanas".

9. ¿Cuánto tiempo protegerían estas vacunas?

La respuesta es incierta. Según uno de los desarrolladores de la Sputnik V, Alexander Gintsburg, esa vacuna podría proteger al cuerpo humano por hasta dos años, según declaró en el canal de YouTube Soloviev Live. "La plataforma desde la que se creó esta vacuna es la que desarrollamos contra el ébola. Hay datos experimentales que muestran que esta vacuna brinda una protección similar durante al menos dos años, tal vez más", aventuró.

10. ¿Deben vacunarse aquellos que ya se contagiaron de Covid-19?

Los científicos no están seguros aún sobre cuán blindados quedan de volver a contagiarse aquellos que ya tuvieron Covid-19. Dados los reportes de personas que se contagiaron por dos y hasta tres veces es posible que algunos no produzcan los anticuerpos suficientes contra el coronavirus para evitar una reinfección o que esos anticuerpos mermen con el tiempo. "Probablemente necesiten vacunarse", indicó la vocera de la Asociación Pulmonar Estadounidense (ALA, por sus siglas en inglés), la inmunóloga Juanita Mora. Como mínimo, añadió, la inyección aumentaría esos anticuerpos. "Queremos que todos estén al mismo nivel a medida que avancemos hacia la inmunidad de rebaño", explicó.