Las diez noticias más importantes del año en los países bálticos

·7  min de lectura

Riga, 27 dic (EFE).- La escalada de tensión con la vecina Bielorrusia, que desvió un vuelo con destino a Vilna para detener a un periodista y desató una crisis migratoria en la frontera exterior de la Unión Europea (UE), marcó para los países bálticos este 2021.

EL VUELO FR4978

En mayo, Bielorrusia desvió un vuelo de Ryanair con destino a Vilna (Lituania), lo obligó a aterrizar en Minsk y detuvo al periodista independiente Román Protasevich, colaborador de la líder de la oposición bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya y residente como ella en el país báltico.

El incidente, que causó escándalo a nivel internacional, desencadenó una nueva ronda de sanciones contra Bielorrusia y llevó a muchas aerolíneas a evitar su espacio aéreo. También puso de manifiesto hasta qué punto gran parte de la oposición bielorrusa está encontrado acogida en Lituania, lo que ha tensado la cuerda en unas relaciones que ya eran de por sí problemáticas.

¿CRISIS MIGRATORIA O "GUERRA HÍBRIDA"?

A partir del verano, miles de migrantes procedentes de países como Irak y Siria comenzaron a llegar a las fronteras de Polonia, Lituania y Letonia, después de que el régimen bielorruso liberalizase los visados para volar a Minsk. El resultado fue una crisis humanitaria que dejó a miles de familias varadas en tierra de nadie, sin alimentos y sin asistencia médica, y que se recrudeció en otoño, con la llegada del mal tiempo. Los países afectados, así como la OTAN y la Comisión Europea, han acusado a Bielorrusia de librar una "guerra híbrida" contra la Unión Europea.

Lituania y Letonia respondieron decretando el estado de emergencia e iniciando la construcción de una valla fronteriza. Aunque aceptaron acoger temporalmente a algunas personas especialmente vulnerables por razones humanitarias, a partir del verano suspendieron el derecho a solicitar asilo y recurrieron a la práctica de las devoluciones en caliente para desanimar a los migrantes que pretendían seguir la ruta báltica para llegar a Europa occidental.

CRISIS DE GOBIERNO Y REMODELACIONES

Lituania evitó por los pelos una crisis de gobierno en los últimos meses del año, después de que trascendiese que la compañía estatal de ferrocarriles había aceptado pagos por adelantado de Belaruskali, fabricante bielorruso de fertilizantes a base de potasas. Con ello, Ferrocarriles Lituanos se había comprometido a transportar varios cargamentos hasta el puerto de Klaipeda, contraviniendo las sanciones estadounidenses contra Bielorrusia. Los ministros lituanos de Transporte y de Exteriores ofrecieron de inmediato su dimisión, pero la primera ministra Ingrida Simonyte la rechazó.

Estonia sí que vio caer a su gobierno, a principios de año, cuando el primer ministro Juri Ratas, del socioliberal Partido del Centro, dimitiera después de que varios miembros de su partido se vieran acusados de corrupción. Le dio el relevo Kaja Kallas, del centroderechista Partido Reformista. Letonia, por su parte, fue testigo del remodelado del Ejecutivo del premier Krisjanis Karins en primavera, tras la expulsión de un partido populista de la coalición de gobierno de cinco partidos.

SISTEMAS SANITARIOS SATURADOS POR LA PANDEMIA

En el segundo año de la pandemia, el número de ingresos hospitalarios por covid se disparó en los países báliticos, causando miles de muertes y llevando a sus sistemas sanitarios al límite de su capacidad. Igual que en el resto de Europa, los gobiernos trataron de frenar los contagios recurriendo a medias como la limitación del número de asistentes a eventos públicos y el cierre temporal de las aulas.

Conforme avanzó el año, y a pesar de las crecientes tasas de vacunación, la pandemia ahondó en la división social y las posturas de los antivacunas se radicalizaron. En diciembre, en la capital lituana de Vilna, varios miles de personas protestaron contra la presión para vacunarse por parte del gobierno y acabaron enfrentándose a la policía. En Letonia, políticos populistas capitalizaron el descontento y buscaron instrumentalizar el movimientos antivacunas.

PRECIOS HISTÓRICOS PARA LA ELECTRICIDAD

Con la llegada del frío, se dispararon los precios de la electricidad en los países bálticos, lo que a su vez alimentó la inflación: en Letonia, los pronósticos tuvieron que ser revisados y de subidas del 2,8 y del 4,0 % previstas para 2021 y 2022 respectivamente, se pasó al 3,2 y al 6,1 %.

El precio de la electricidad en el mercado mayorista Nord Pool alcanzó a principios de diciembre su máximo histórico de la última década en las tres repúblicas bálticas, debido a la fuerte demanda y a los problemas de generación eléctrica. En el tramo horario con precios más altos, la electricidad se disparó hasta los 1000,07 euros pro megawatio hora (MWh). El Gobierno letón respondió proponiendo una rebaja del 50% de la tarifa de conexión a la red eléctrica para disminuir el impacto de la subida para hogares y consumidores comerciales.

SERVICIOS DE FRAUDE FISCAL A MEDIDA

La policía letona consiguió desarticular en junio una banda de siete personas, presuntos criminales "de cuello blanco" que defraudaban y blanqueaban dinero a escala europea para diversos "clientes", a los que ofrecían servicios a medida.

La banda operaba 15 sociedades "offshore" y un buen número de cuentas bancarias y había blanqueado por lo menos 5 millones de euros, aunque los investigadores parten de que el monto total es en realidad varias veces mayor.

LUZ VERDE PARA EL PLAN POS COVID DE LETONIA

La Comisión Europea (CE) anunció en verano la aprobación del plan de recuperación pos covid de Letonia, lo que permitirá al país báltico recibir hasta 1.800 millones de euros en préstamos procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. En septiembre, la más central de las repúblicas bálticas fue uno de los primeros países europeos en recibir la ayuda, obteniendo un primer adelanto por valor de 237 millones de euros.

El plan de Vilna, que pasa por desarrollar innovaciones digitales en el ámbito educativo e instalar baterías para el almacenamiento de energía, entre otras medidas, que costarán un total de 2.250 millones de euros, también recibió en verano el visto bueno de la Comisión, que algo más tarde, en octubre, dio también luz verde a los planes estonios para obtener créditos por valor de 969,3 millones de euros.

EL PEOR RENDIMIENTO OLÍMPICO DESDE ATLANTA 1996

Lituania no salió bien parada de los Juegos Olímpicos de Tokio, en los que el más meridional de los países bálticos ganó solamente una medalla de plata, lo que supone su peor resultado desde los juegos de Atlanta en 1996. "Es hora de replantearnos las políticas deportivas de nuestro país," reflexionó la ministra de Educación y Deportes, Jurgita Šiugždinienė, que admitió que Lituania había "tocado fondo".

El equipo masculino de baloncesto, conocido por su éxito en Barcelona en 1992, no logró siquiera clasificarse para las Olimpiadas, por primera vez desde la independencia de Lituania. La ministra prometió diseñar un plan para mejorar la situación del deporte de competición, que pasará por priorizar 10 o 15 disciplinas "estratégicas" en las que centrar la inversión estatal.

TENISTA REVELACIÓN

Anett Kontaveit, actualmente número 7 en el ránking mundial, se convirtió a lo largo de 2021 en la estonia mejor clasificada de la historia y, a sus 26 años, en una nueva promesa del deporte, compartiendo el liderazgo del WTA con la tunecina Ons Jabeur, ambas con 48 victorias en su haber.

Aunque comenzó el año de forma titubeante, con victorias desperdigadas, en el segundo semestre la nativa de Tallín arrasó allá donde iba y logró cuatro títulos (Cleveland, Ostrava, Moscú y Cluj-Napoca) en un ascenso vertiginoso, que, según su entrenador, le fue ayudando a librarse de las inseguridades y "ganar confianza".

PRIMER ORO OLÍMPICO

La selección letona se hizo en Tokio con el primer oro olímpico en una final de baloncesto en la modalidad 3x3, que debutaba en estos juegos. Aunque sus contrincantes rusos dominaron el marcador prácticamente hasta el final del encuentro, los letones consiguieron gracias a Karlis Lasmanis revertir el resultado en el último momento y derrotar a Rusia por solo 3 puntos.

Lasmanis, y su compañero Nauris Miezis, conocidos por los sobrenombres de "Batman" y "Robin", son los artífices de una gran temporada para el "Riga", que sin embargo cerró el año sin poder hacerse con la final del World Tour 3x3 de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), que fue para los serbios del "Leman".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.