Diez gobernadores se reunieron con Alberto Fernández y volvieron a pedirle suspender las PASO

Maia Jastreblansky
·3  min de lectura
Alberto Fernández se reunió en Catamarca con gobernadores que volvieron a reclamarle cambios en el esquema electoral
Alberto Fernández se reunió en Catamarca con gobernadores que volvieron a reclamarle cambios en el esquema electoral

La escena se repite casi idéntica cada vez que se ven las caras. En Catamarca, los diez gobernadores que se asociaron en la “liga del norte” le pidieron hoy al Presidente suspender las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de este año o hacer un esquema electoral alternativo , por motivos sanitarios y económicos. Alberto Fernández repitió que “coincide con el planteo”, pero que debe ser el Congreso el que resuelva el asunto.

“Siempre pasa lo mismo, pero nadie mueve”, reconoció un colaborador oficial que sigue de cerca la cuestión electoral. La diferencia con otras oportunidades -los mandatarios provinciales vienen haciendo el reclamo desde diciembre- es que ahora la segunda ola es una amenaza mucho más palpable. Sobre todo si se diseminan cepas de coronavirus más letales o más contagiosas, la principal preocupación que tiene hoy el Gobierno.

El retorno de Macri agitó las aguas en Juntos por el Cambio

“Fueron solo tres minutos de una reunión de dos horas y media. Los gobernadores hicieron el planteo y Alberto les dijo que estaba de acuerdo pero que tiene que haber un consenso político. También comentaron que va a ser una campaña electoral muy excepcional”, dijo una alta fuente del Gobierno que escoltó a Fernández a Catamarca. Los mandatarios provinciales aludieron a la imposibilidad que tendrán de hacer actos populosos o recorridas proselitistas.

En el encuentro con Fernández -que fue a puertas cerradas en la nueva casa de la gobernación en San Fernando del Valle de Catamarca- estuvieron presentes, además del anfitrión, Raúl Jalil, los gobernadores del Consejo Regional Argentino Norte Grande, una liga que busca ganar volumen político en sus demandas a la Nación. Participaron los peronistas Jorge Capitanich (Chaco), Gildo Insfrán (Formosa), Ricardo Quintela (La Rioja), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Gustavo Sáenz (Salta), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), y Juan Manzur (Tucumán). Y los mandatarios de Juntos por el Cambio Gustavo Valdés (Corrientes) y Gerardo Morales (Jujuy).

Avanza el calendario

El pedido de los gobernadores sigue inalterable mientras el calendario electoral avanza sin modificaciones. El Ministerio del Interior tramita la licitación para contratar el escrutinio provisorio (se adjudicaría entre abril y mayo) y la Cámara Nacional Electoral ya fijó que el 8 de agosto se realicen las PASO y el 24 de octubre, las generales. Fuentes de la cartera de Interior, que conduce Eduardo De Pedro, aclararon que no está previsto modificar la modalidad de votación el domingo de la elección: se hará presencial y con boletas de papel. A lo sumo se sumarán protocolos de distanciamiento social.

“Si hay una situación de emergencia y un acuerdo político para modificar la ley electoral, siempre podremos recalcular el operativo. Por ahora seguimos trabajando bajo la normativa vigente”, dejaron trascender cerca de De Pedro.

Tampoco el escenario político cambió en este tiempo. La oposición, en principio, no está dispuesta a dar los votos necesarios para suspender las PASO en la Ciudad y en la Provincia, aunque esto podría cambiar de cara a la evolución de la pandemia. El jefe del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, había manifestado la importancia de que haya una instancia de internas en las coaliciones políticas y pidió que la decisión que se tome sea bajo un criterio sanitario.

Agenda económica

Aunque volvieron a pasar el aviso por la cuestión electoral, el eje central del encuentro del Presidente con los gobernadores estuvo en la cuestión económica. Los gobernadores hicieron énfasis en la necesidad de equiparar el precio del combustible al del área metropolitana (AMBA). También se quejaron por el costo del transporte en el interior y reclamaron mayores subsidios.

Antes del encuentro, Fernández había anunciado un sistema de reducción de aportes patronales para la región que requerirá como contraprestación que los empleadores aumenten su nómina de personal.

Tras el encuentro con los mandatarios provinciales, el Presidente visitó un centro de vacunación en la capital catamarqueña que hoy aplicaba dosis de vacunas contra el coronavirus en mayores de 75 años. La escena que necesita el Gobierno para revertir la escasez de dosis que aqueja al país.