Diez días en que miles de haitianos tomaron Acuña

·2  min de lectura

TORREÓN, Coah., diciembre 30 (EL UNIVERSAL).- La madrugada del 14 de septiembre, autoridades de Coahuila reportaron la llegada de más de 2 mil haitianos a una de las fronteras más pequeñas del país: el municipio de Acuña, de 160 mil habitantes.

El arribo de migrantes continuó en los días siguientes, hasta sumar más de 14 mil haitianos. Familias enteras, niños, mujeres, embarazadas y bebés comenzaron a llegar en caravana. Según datos públicos de la Patrulla Fronteriza, en el sector de Del Río (que comprende varias estaciones migratorias en el sur de Texas), fueron detenidos del 1 de octubre de 2019 al 30 de septiembre de 2020 a 40 mil 342 indocumentados de varios países. En apenas unos días, había arribado 35% del total del año pasado.

El drama migratorio tuvo sus postales con el cruce diario de cientos de migrantes que, apenas pisaban suelo acuñense, se iban directo a cruzar el río Bravo para montar un campamento debajo del Puente Internacional de Del Río, Texas.

Rápidamente, el hacinamiento y el maltrato que, según contaban los haitianos, recibían de las autoridades estadounidenses, obligó a los migrantes a montar otro campamento en un viejo parque de Acuña.

La mayoría de los migrantes provenían de Chile o de Brasil. Eran haitianos que ya tenían dos, tres, cuatro o cinco años fuera de su país. Nadie sabía cómo eligieron tantos miles ese momento y ese lugar.

Finalmente, el sueño americano se quebró con más de 259 mil 294 migrantes en el año fiscal de 2021 (del 1 octubre de 2020 al 30 de septiembre de 2021), según datos de la Patrulla Fronteriza, un aumento de 542.7% en comparación con el año pasado.

Ante las detenciones y deportaciones que realizaron las autoridades estadounidenses, los migrantes optaron por basarse en Acuña, en espera de lograr asilo en México, aunque iban y venían por el río. La madrugada del 23 de septiembre, las policías municipal y estatal ingresaron al campamento y no se permitió más el cruce.

Los migrantes haitianos fueron trasladados a un albergue en un salón de fiestas, lejos de los márgenes del río Bravo. Muchos dejaron el estado en busca de otra oportunidad para cruzar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.