Diez alimentos para aliviar el estrés

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 5 (EL UNIVERSAL).- Las preocupaciones del día a día, el ritmo de vida acelerado y una alimentación pobre en nutrientes aumentan los niveles de estrés. La sensación de preocupación constante nos impide relajarnos, incluso, en momentos en los que deberíamos estar descansando o disfrutando. Pero pequeños cambios de hábitos pueden hacer la diferencia y la incorporación de algunos alimentos te ayudarán a sentirte mejor.

Lo primero que hay que decir es que cuando te sientes estresado tu cuerpo te pedirá comer algo con mucha azúcar o grasa, por ejemplo una dona de chocolate, pero tienes que resistir la tentación pues, aunque la sensación inmediata será positiva, en cuanto la termines volverás a tu estado anterior.

También hay que aclarar que el estrés es normal, pues es la manera en la que el cuerpo responde ante situaciones de peligro y desafíos. Sin embargo, no es bueno sufrirlo todo el tiempo. Por ello, es hora que comiences a tomar mejores decisiones e incorpores más alimentos saludables.

A continuación te dejamos la lista de los alimentos que bajarán tus niveles de estrés:

Almendras. Seguro ya sabes que las semillas son uno de los alimentos más saludables que puedes incorporar a tu dieta diaria y la Cleveland Clinic indica que las almendras tienen vitamina E que ayuda a mejorar el sistema inmunológico y a reducir la ansiedad y los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Pero no te excedas, la recomendación es comer unas 23 almendras por día.

Pimientos rojos. De acuerdo con la fundación AARP, aunque frutas como el limón y las naranjas son famosas por su contenido de vitamina C, pocos saben que los pimientos rojos contienen casi el doble de este nutriente tan esencial. Y la importancia de este es que beneficia a tu sistema inmunológico y te ayuda a regular los niveles de cortisol, la hormona que el cuerpo segrega cuando estás estresado.

Aguacates. Contienen muchos nutrientes y son una buena fuente de vitaminas B que influyen en el estado de ánimo y la memoria. Y no solo eso, diversos estudios han demostrado que ayudan a prevenir la ansiedad, la irritabilidad y la fatiga.

Verduras de hojas verdes. No te olvides de consumir espinacas, lechuga, brócoli y coliflor, pues contienen cantidades abundantes de folato o vitamina B9 que estimula la producción de dopamina, un químico en el cerebro que calma los nervios y produce un sentimiento de calma.

Salmón. Como menciona la fundación AARP, el salmón es una buena fuente de vitamina B12, un nutriente que ayuda a mantener el funcionamiento adecuado del sistema nervioso cuya deficiencia puede causar confusión, debilitamiento y dificultad para pensar y razonar y, por ende, no permite lidiar con el estrés.

Té negro. Si quieres un remedio para calmar los nervios de manera rápida, una investigación de University College London, concluyó que los participantes que tomaron té se sintieron más calmados luego de una situación estresante y los niveles de la hormona cortisol en el torrente sanguíneo eran más bajos que los de aquellos que no bebieron el té.

Avena. Este alimento está lleno de fibra que hace que los niveles de azúcar en sangre se eleven poco a poco en lugar de producir picos. Esto significa que la avena te mantiene con el estómago lleno por más tiempo, lo que te ayudará a estar relajado.

Frutos rojos. Por su alto contenido de antioxidantes y vitamina C, los arándanos y las cerezas ofrecen muchos beneficios para la salud, por ejemplo, ayudando a fortalecer el sistema inmune.

Chocolate negro. Uno de los grandes remedios contra el estrés pues los polifenoles que contienen los granos de cacao reducen los niveles de las hormonas de estrés, es por ello que tienes que asegurarte que el chocolate que elijas tenga mínimo 70% de cacao y la recomendación es dejar que se derrita en tu boca.

Miel. Cuenta con propiedades antioxidantes y ofrece efectos ansiolíticos que generan una sensación de relajación, si tienes insomnio, la miel podría ser un gran remedio.

Consejos para vivir con menos estrés

Mayo Clinic nos ofrece una serie de consejos para que tus niveles de estrés no se disparen y puedas vivir de mejor manera:

- Incluye proteínas en el desayuno de esta manera te sentirás satisfecho durante más tiempo y la glucemia se mantendrá en niveles normales, de modo que tendrás más energía para comenzar el día.

- Consume hidratos de carbono complejos como los presentes en granos integrales como la avena y la quinua pues estos aumentan el nivel de serotonina en el cerebro y generan un efecto tranquilizante.

- Bebe mucha agua ya que incluso una deshidratación leve puede afectar el estado de ánimo.

- Reduce o evita el consumo de alcohol pues, aunque podrías tener un efecto tranquilizante de inmediato, cuando tu organismo lo procese, puedes ponerte irritable.

- Limita o evita la cafeína pues pueden hacerte sentir tenso y nervioso.

- Presta atención a tu cuerpo, quizá descubras que tienes sensibilidad a ciertos alimentos que generan cambios en el estado de ánimo, tales como irritabilidad o ansiedad.

- Come a tus horas y evita los azúcares agregados y las grasas procesadas. Lo ideal es que comas algo ligero cada 4 horas y que evites los productos con altos niveles de azúcar y grasas.

- Realiza actividad física, ya sea una rutina completa o una meditación, con esto liberarás estrés.