Diego Santilli busca cerrar un acuerdo con Jorge Macri y se prepara para la interna con Facundo Manes

·5  min de lectura
Diego Santilli, vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Hernán Zenteno

Diego Santilli dedica dos horas de su agenda diaria para caminar el conurbano bonaerense. Para no fogonear las tensiones que genera su candidatura en el tablero de Juntos por el Cambio, el vicejefe de gobierno porteño decidió apostar por una campaña “silenciosa” en el distrito más poblado del país.

En sus paseos cotidianos por los municipios que rodean a la Capital, donde el larretismo confía en que Santilli le sacará una diferencia sustancial a Facundo Manes en la eventual interna, el vicejefe de gobierno porteño mide las reacciones a su figura y su nivel de conocimiento. De hecho, se mostró ayer conforme después de una caminata por el territorio enemigo: Vicente López, donde manda Jorge Macri, el último obstáculo para la oficialización de su candidatura.

El primo del expresidente se reunirá mañana con Horacio Rodríguez Larreta para cerrar un acuerdo y evitar una interna de Pro en la provincia. Santilli, quien ya contrató consultoras para la campaña, aguarda el gesto de Jorge Macri para lanzar su postulación acompañado por sus socios en la cruzada contra Manes: Larreta, Patricia Bullrich, Elisa Carrió y Graciela Ocaña, entre otros. Sus estrategas ya imaginan la foto de unidad. Sus estrategas ya imaginan la foto de unidad.

Resistencia a Larreta: Facundo Manes suma a Monzó, De la Torre y Stolbizer, y dialoga con Esteban Bullrich

A los armadores del larretismo no les preocupan los pases a las filas de Manes del extitular de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, del exintendente de San Miguel Joaquín de la Torre o de la líder de GEN, Margarita Stolbizer.

Si bien consideran que es “muy raro” el acuerdo de Monzó, impulsor de la candidatura presidencial de Larreta , con el radicalismo, en la Ciudad creen que la figura del exdiputado no mide en las encuestas. “Es importante para el círculo rojo”, aseguran. A Mauricio Macri tampoco le preocupa la ida de Monzó, con quien está distanciado.

El médico también subió a su ambulancia de heridos a De la Torre , quien exploró un acuerdo con Florencio Randazzo para nutrir la tercera vía, pero decidió permanecer en JxC. En el larretismo afirman que el exministro de Gobierno bonaerense de Cambiemos está molesto por la decisión de María Eugenia Vidal de volver a la Capital. “Solo tiene votos en San Miguel. Tampoco Joaquín es [Dwight] Eisenhower” , lanzan desde Uspallata, sede del gobierno porteño. En Pro también minimizan el caudal de votos que cosecharía Stolbizer. “Si todos esos juntos nos ganan, te invito a una cena donde quieras”, lanzó un larretista ante sus colaboradores.

En cambio, en la Ciudad esperan acercar posiciones con el senador Esteban Bullrich, quien activó negociaciones con Manes a través de De la Torre y Juan Pablo Allan. El exministro de Macri, quien se encuentra varado en el exterior, está molesto con Larreta por el desorden que generaron las mudanzas de Vidal y Santilli. “Esteban va a estar con nosotros”, dicen desde Parque Patricios.

Cruce de encuestas

En Uspallata confían en los números que muestran las encuestadoras que contrata la Ciudad sobre la eventual interna entre Santilli y Manes. Cerca del vice porteño son cautos: aventuran que, a prima facie, el dos de Larreta arranca con ventaja. Entienden que el médico se hará fuerte en el interior de la provincia , mientras que Santilli correrá con mucha ventaja en el conurbano , sobre todo en la tercera sección electoral. El nivel de conocimiento de Manes en esos distritos es bajo por ahora, admiten cerca del médico.

Pero advierten que la campaña no empezó y que el neurocientífico aún no está activo tras lanzar su candidatura. Según los sondeos que miran en la Ciudad, Santilli le saca más de diez puntos a Manes en el conurbano. En el interior la diferencia se achica a un punto. El “colo” ya decidió que el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, será su jefe de campaña.

En tanto, los armadores de Manes se envalentonan con sondeos que proyectan que el médico superaría Santilli por siete puntos.

Diego Santilli, con referentes evangélicos
Diego Santilli, con referentes evangélicos


Diego Santilli, con referentes evangélicos

Mientras Manes firma acuerdos con nuevos socios y extrapartidarios, el vidalismo se entusiasma con una eventual grieta en el pelotón del médico. Sospechan que los radicales de la estructura tradicional se quedarán sin lugar en las listas del neurocientífico.

Si bien prometen una interna sin golpes bajos, desde Pro comienzan a lanzar dardos contra Manes en la intimidad. “Los radicales están enojados porque es bastante autoritario”, desliza un alfil del macrismo. Cerca del médico saben que el Pro buscarán limar a Manes. Y siguen con atención las reacciones en redes sociales a la postulación del neurólogo. “Van a decir lo de siempre: ‘el ego de Manes’, ‘todo humo’”, dicen. En la intimidad el médico no oculta su aversión con el partido fundado por Macri, sobre todo después de la fallida negociación para que sea candidato de Vidal en 2017. Con Manes, el radicalismo quiere disputarle la centralidad de la coalición a Pro.

Mientras que la UCR –y Bullrich- esperan un gesto de Larreta para llegar a una lista de consenso en la provincia, en la Ciudad advierten: “¿Por qué el Pro tiene que entregar el primer lugar de la lista?”. Si Manes no acepta bajarse al tercer casillero, remarcan, habrá interna con Santilli. “Nosotros también tenemos un buen candidato”, avisan desde el larretismo.

Apalancado por Larreta, su jefe político, Santilli encara con entusiasmo su aventura en la provincia. Encontró en el principal electoral del país un nuevo desafío para su carrera. En la cúpula del Ejecutivo porteño reconocen que se armó una comunidad de intereses entre Larreta y su principal ladero: el alcalde necesita instalar un hombre propio en Buenos Aires para fortalecer su proyecto presidencial y, eventualmente, tener un gobernador leal en el distrito más grande del país. En tanto, Santilli, sin chances de suceder a Larreta en la Ciudad, su gran anhelo, se puso como objetivo pelear por la sucesión de Axel Kicillof en 2023.

Larreta y Santilli, con intendentes de Pro en Tres de Febrero
Larreta y Santilli, con intendentes de Pro en Tres de Febrero


Larreta y Santilli, con intendentes de Pro en Tres de Febrero

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.