Diego Santilli: “Solo aspiro a ganar por un voto”

·13  min de lectura
Diego Santilli, el principal candidato opositor en la provincia de Buenos Aires
Rodrigo Néspolo

En la última etapa de su maratón bonaerense, Diego Santilli endurece las críticas al Gobierno por la inseguridad y la crisis económica, pero no cambia las mañas. Pese a que la mayoría de las encuestas de intención de voto reflejan un escenario similar al de las PASO, el primer candidato a diputado nacional de Juntos en la provincia de Buenos Aires evita mostrarse triunfalista con miras a la contienda del próximo domingo.

La Matanza: el impacto político de la furia ciudadana en la capital del peronismo

Como un futbolista que se aferra a las cábalas antes de entrar a la cancha, el exvicejefe porteño no quiere cantar victoria antes de tiempo. Confía en que podrá retener los votos de su nuevo coequiper, el radical Facundo Manes, y dice que la crisis económica se agravó en los últimos dos meses, pero es prudente a la hora de vaticinar el veredicto de las urnas. Tampoco quiere pronosticar el eventual impacto en el resultado de un aumento de la participación electoral ni el efecto del plan “platita”. Consciente de que enfrentará al peronismo unido en su principal fortaleza, Santilli se traza un objetivo mesurado: “Solo aspiro a ganar por un voto”, lanza.

-La inseguridad irrumpió en el último tramo de la campaña a raíz del asesinato del quiosquero en Ramos Mejía. ¿Le sorprendieron las reacciones oficiales frente al caso?

-Hace meses que los bonaerenses sufren casos graves de inseguridad. Vemos cómo los delincuentes nos matan en la calle, cómo la gente vive con miedo en sus casas. Pero lo de Roberto no es un hecho aislado. La inseguridad en la provincia se agrava porque no hay decisión política de combatir el delito. Cuando un gobierno decide avalar la liberación de presos, la toma de tierras o permitir que los narcos avancen en los barrios y no respalda a su policía, los delincuentes se sienten más libres para delinquir. Por eso, pedimos que el gobierno tome una decisión y que digan si están del lado de los delincuentes o del de los ciudadanos. Lo que estamos pidiendo es que se cumpla la ley, que se proteja a los bonaerenses.

-Aníbal Fernández dijo que el Gobierno “no tiene mano dura ni blanda” y que la inseguridad ocurre en todos lados del mundo. ¿Qué le diría al ministro de Seguridad?

-No entiendo la frase de Aníbal Fernández. ¿Está diciendo es que no van a hacer nada? El plan es que no hay que hacer nada porque “pasa en otras partes del mundo”. Eso no es cierto. Desde que asumió, el Gobierno no quiere hacer nada para frenar a los chorros y los narcos.

-¿Este caso puede impactar en el resultado del domingo en la provincia?

-La inseguridad en la provincia es moneda corriente. Los bonaerenses viven con miedo y ven como día a día avanzan los narcos en los barrios. Del 2019 al 2020 aumentaron 42% la liberación de presos. Este gobierno no tiene un plan de seguridad ni económico ni sanitario. Especulan e improvisan permanentemente. Estoy convencido de que el 14 de noviembre vamos a frenar al kirchnerismo y a poder llevar una agenda que trate los temas que más preocupan a la ciudadanía, como la sanción del Código Penal para endurecer las penas de delitos violentos.

-¿El Gobierno puede revertir el resultado de las PASO o recortar la diferencia de cuatro puntos que sacó Juntos en la provincia?

-El Gobierno está mirando otra película, mira para otro lado. La economía les está explotando en la cara y ellos no hacen nada. Lo único que hacen es patear los problemas. Se pelean por poder y quieren avanzar con el plan platita, pero no le van a comprar la dignidad a los bonaerenses, de ninguna manera. La gente pidió un cambio de rumbo en las PASO. Hay que discutir los temas de fondo: la educación, la seguridad y cómo se genera trabajo en el país. No se aguanta más lo que han hecho, como apoyar la liberación de delincuentes o replegar las fuerzas federales y dejar que los narcos avancen. En la provincia llegamos a un límite. Así no se puede vivir. El Gobierno se tiene que dedicar a eso.

-Habla del plan “platita”. ¿Esos fondos llegaron al bolsillo de la población o la economía está peor que hace dos meses?

-La economía está muy mal. La sociedad tomó una decisión de fondo el 12 de septiembre y no le van a comprar la dignidad a los bonaerenses.

María Eugenia Vidal: “El desafío es limitar el daño que el kirchnerismo pueda generar y ser alternativa en 2023”

-¿Puede haber un cambio de resultado en la provincia?

-No lo sé. Es una decisión de la sociedad. Le están faltando el respeto a los bonaerenses con este tipo de cosas.

-¿Aspira a ampliar la ventaja sobre Victoria Tolosa Paz?

-Solo aspiro a ganar por un voto. Venimos de un momento muy difícil y en esta elección tenemos que ganar. Obviamente, cuanto mayor sea la diferencia que saquemos, mejor, porque eso va a significar que JxC va a tener una mayor cantidad de diputados o senadores.

-¿”Ganar por un voto” en la provincia sería un batacazo para Juntos por el Cambio?

-Es ganarle a todo el kirchnerismo unido. Eso nunca pasó. Ganar es el escenario que nos trazamos.

Diego Santilli
Rodrigo Néspolo


Diego Santilli (Rodrigo Néspolo/)

-En las PASO hubo una baja participación en la provincia. ¿La mayoría de esos votos son del Gobierno, como dicen en el oficialismo?

-Siento que hay un componente del voto de la gente que es el “basta”, que no quiere más esto. Y, por otro lado, hay esperanza. Y hoy eso lo está representando Juntos. Pero la definición la vamos a tener en diez días, así que seamos respetuosos del voto de la gente. Sí quiero pedirle a la sociedad que vaya a votar: el 14 se juega qué país queremos. Eso está en manos de la sociedad, que tiene que decidir.

-¿Qué escenario imagina el 15 de noviembre si se repite el resultado de las PASO?

-Lo que hemos visto hasta ahora es al kirchnerismo gobernando con mayoría en ambas cámaras, e imponiendo, atropellando y llevándose por delante a la sociedad. Si se repite el resultado de las PASO, estamos cerca de quitarle la mayoría al oficialismo. ¿Qué espero el 15 de noviembre? Tal vez, algo distinto, porque lo que han hecho hasta ahora gobernando con mayoría en ambas cámaras no ha sido bueno para los argentinos ni para los bonaerenses. Si hacemos una elección parecida a las PASO, tal vez tengamos una discusión madura y seria en el Congreso sobre los problemas estructurales que tiene el país.

-¿Hay lugar para ese diálogo en el Congreso? ¿Juntos por el Cambio va a estar dispuesto a discutir?

-El Gobierno ha lanzado una discusión sobre el diálogo y no sabemos de qué está hablando. No hay ni llamados formales ni informales. ¿No será parte de un relato más? Ellos dicen una cosa y hacen otra. El lugar donde se debe discutir es en el Congreso. Nosotros somos una oposición firme y madura, pero esperamos que, primero, el Gobierno se ponga de acuerdo. El ministro de Economía [Martín Guzmán] dice una cosa en los Estados Unidos y el jefe de bloque del oficialismo [por Máximo Kirchner] expresa otra diferente acá [por la Argentina]. Insisto: primero que se ponga de acuerdo el Gobierno y, después, nosotros vamos a ser una oposición firme y madura. Pero vamos a apuntar a resolver los problemas de la gente.

-¿Qué temas van a dialogar con el Gobierno?

-La pregunta es: ¿el Gobierno va a poner arriba de la mesa el Código Procesal Penal, una ley de empleo joven y la emergencia educativa o va a seguir haciendo ‘fulbito’ para la tribuna?

-¿Cómo hará JxC para mostrarse como alternativa con miras a 2023? ¿Corren el riesgo de que se desinflen las expectativas que generaron?

-Nosotros vamos al Poder Legislativo y esta es una elección de medio término. Tenemos que estar al lado de la gente, ampliándonos y creciendo. Lo que hicimos en la primaria fue positivo porque nos amplió y nos hizo crecer. Esa es la manera que tenemos de estar cerca de los argentinos. Al Ejecutivo le toca gobernar. Nosotros vamos a solicitar y exigir que se voten los temas que está pidiendo la sociedad: ¿qué vamos a hacer con la educación? ¿Vamos a evaluar a los chicos y a sancionar la ley de emergencia educativa? ¿vamos a debatir la ley de empleo joven y el Código Procesal Penal? ¿Vamos a discutir cómo paramos la inflación? Eso son los temas que importan.

-JxC superó el 41% en las últimas dos elecciones. ¿Es la base de sustentación de la coalición o es el voto anti-kirchnerista?

-En primer lugar, son los votos de la gente. Segundo, hay un basta enorme, un hartazgo y un cansancio moral. Yo siento que a la gente le arrancaron la identidad. Los argentinos quieren aprender, trabajar y vivir en paz. Y, del otro lado, encuentro una esperanza de que encontremos el camino para afrontar estos problemas.

-Habla de la necesidad de ampliar a JxC. ¿Eso significa sumar a liberales, como Javier Milei o José Luis Espert, o peronistas, como Florencio Randazzo o Juan Schiaretti?

-Lo importante y de fondo es que hicimos una primaria en muchas provincias del país , como la que nos tocó a nosotros con Facundo Manes, un tipo que amplia, posiciona y le da vigor a la UCR. Son dirigentes con volumen y aspiraciones. Eso suma. Con la CC, la UCR y el Pro potentes se genera una apertura y una ampliación del espacio. El segundo aprendizaje que la competencia de las primarias es sana. No se puede decidir más los candidatos sin las primarias, porque amplían, nos hacen crecer, nos dan volumen y vigor. Después, por supuesto, hay que seguir sumando. Después de que termine la elección, camino al 23, iremos incorporando dirigentes y abriendo nuestras puertas. Eso lo iremos viendo en el camino.

Diego Santilli: “Solo aspiro a ganar por un voto”

-¿Las diferencias de Manes con Pro ya están saldadas?

-Me llevo once puntos con Facundo. Tenemos una sintonía y una empatía total. Hablamos mucho, peloteamos todos los temas. No siento que tengamos una diferencia de valores ni siquiera de visión hacia adelante. Es un espacio heterogéneo y uno tiene que respetar la diversidad del otro. Y eso es bueno y sano. En lo estructural, no siento que tengamos ninguna diferencia. Todo lo contrario.

-¿Con Manes coinciden en la evaluación de la gestión de Macri o sobre cómo hay que combatir la inseguridad?

-¿Por qué no coincidimos en el tema del delito? No vi ninguna propuesta distinta. Está claro que queremos modificar el Código Procesal Penal, tener una mayor cantidad de policías en la calle y que los delincuentes complan la condena. En eso tenemos el mismo pensamiento.

-Manes y la UCR proponen un enfoque menos punitivo.

-Todos queremos eso, si no pareciera que uno enfrenta el delito solo desde lo punitivo. Hay que generar trabajo en la Argentina, y también es importante todo lo que dice Facundo de sanar las heridas que dejó la pandemia en términos de salud mental. Hay un montón de temas que contribuyen en el origen del delito. El espacio público, la buena iluminación, también ayuda a la seguridad. Yo creo en la multicausalidad.

Diego Santilli, Facundo Manes y Graciela Ocaña en el parque ecológico de La Plata
Santiago Hafford


Diego Santilli y Facundo Manes en La Plata (Santiago Hafford/)

-Cuando habló de las causas de la inflación, Larreta dijo que los monopolios no ayudan a bajarla. ¿Es un giro estatista?

-No, la competencia es lo que hace mejorar los precios. Siempre hemos planteado que tiene que haber más competencia.

-¿Hay que discutir una reforma laboral en el Congreso?

-Desde 1983, hay una sola política de Estado en la Argentina: la democracia. Es hora tener una nueva política de Estado: la producción. Eso engloba a la educación, el trabajo y el futuro. Esa política de Estado debe basarse en cuatro consensos, que son pilares centrales: el fiscal, el laboral, el desarrollo federal y las reglas claras.

Somos el país de la región con mayor desocupación juvenil. Eso es una barbaridad. Hay que sentar en la mesa a las pymes, empresas, representantes de trabajadores y a la política y decir así no salimos como país.

-¿Van a consensuar esas reformas también con el kirchnerismo?

-Ahí tienen que estar todos los que creemos en los valores de la educación, como mecanismo de ascenso social, la cultura del trabajo, como forma de vida, el mérito y vivir en paz y ser libres. Tenemos que tener un consenso del 60 y 70% de la población y del Parlamento.

-¿Le molestó que María Eugenia Vidal haya ungido a Cristian Ritondo como su referente en la provincia y que varios intendentes se hayan lanzado con miras a 2023 en plena campaña?

-Soy amigo de Cristian y trabajo junto a Vidal. Y le agradezco el apoyo a cada uno de los intendentes que me acompañaron en este camino y esta lucha. Sí creo que hoy no hay espacio en la Argentina para discutir el 23, en medio del sufrimiento de lo que estamos viviendo. Los bonaerenses nos piden que enfrentemos los problemas, no que estemos discutiendo quién va a ser candidato en el 23. Y estoy hablando de todos amigos míos. Todos tienen derecho de competir y ser. Lo que digo es no podemos hablar del 2023 en el momento de sufrimiento que estamos pasando. Es muy fuerte.

-Si a Larreta le sale la jugada, ¿quedaría posicionado como líder de la oposición? ¿Le convendría ocupar ese lugar?

-Horacio es un dirigente importantísimo, un gran jefe de gobierno y un tipo que sabe gestionar. Tiene todo el potencial para crecer y hacer lo que se proponga. En la oposición hicimos un trabajo muy potente para mantenernos unidos. Es la primera vez desde que el kirchenrismo está en el poder que la oposición no se dividió y logró frenar leyes de impunidad, los avances sobre la instituciones y la Justicia. JxC dio una batalla importante y ganó una PASO. Ahora el 14 de noviembre es por lo porotos, ahora es de verdad. No se pueden plantear otro tipo de cosas. Hay liderazgos transversales…Hay que tener respeto con los tres gobernadores radicales, el rol del expresidente Macri, los titulares de los partidos, los jefes de los bloques y cada una de las figuras que surgen de la elección. Todos son importantes. En JxC hay un liderazgo transversal.

-¿Necesitan que Macri no ocupe el centro de la escena para blindar la unidad de JxC?

-No, no soy quien para decir quién tiene que ocupar cada lugar. Necesitamos a todos. Mauricio Macri me ha acompañado en la provincia y estuvo recorriendo el interior del país. También estuve con Lilita Carrió, Patricia Bullrich, Jorge Macri, Graciela Ocaña y Facundo. La oposición ha hecho un trabajo potente y tenemos que seguir en ese camino.

-¿Con “Macri no alcanza y sin Macri no se puede”?

-No creo en esa visión. Todos tiene un valor. Mauricio Macri es un presidente que gobernó en minoría en las dos cámaras, terminó su mandato y marcó un camino. Eso es muy importante. Tiene un legado. Veremos qué pasa el 23, pero él es una parte importante de este proceso, no tengas ninguna duda.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.