Diego Santilli acusó al Frente de Todos de no querer votar un nuevo Código Penal por los casos de corrupción

·3  min de lectura
Diego Santilli, en Canal 13
La Mesa de Mirtha Legrand

El primer candidato a diputado de la provincia de Buenos Aires de Juntos por el Cambio, Diego Santilli, volvió a criticar al Gobierno por negarse a votar el proyecto de ley de reforma del Código Penal que su espacio presentó en 2019. Y lo asoció directamente a la reciente liberación de José López, que había intentado ocultar millones de dólares en un convento.

“Tenemos que cambiar el Código Penal. El nuevo proyecto está durmiendo en el Congreso”, afirmó Santilli en La Mesa de Mirtha por Canal 13 cuando se puso como debate la excarcelación del exsecretario de Obras Públicas. “Debe ser por estas cosas que no lo quieren votar. Con el nuevo Código Penal se acaba esta discusión. Ya no hay más un entrar y salir. Hay millones de argentinos que vieron a un tipo tirando bolsos hacia un convento. Es una vergüenza”, ahondó.

“Se hizo un trabajo de tres años por parte de la Justicia para tipificar cada delito. Tenemos un Código Penal que data de épocas donde ni siquiera había celulares, no había motochorros, y donde no había estos niveles de corrupción”, agregó Santilli. El dirigente llamó a terminar con la “puerta giratoria” y pidió acabar “con los beneficios” en prisión.

El candidato de Juntos por el Cambio recordó así el proyecto presentado por Cambiemos a principios de 2019 a instancias del exministro de Justicia, Germán Garavano. El gobierno de entonces había resaltado que se trataba del primer proyecto integral de reforma que un Poder Ejecutivo enviaba al Congreso desde 1921.

La iniciativa, según Cambiemos, endurecía las penas contra el narcotráfico, la corrupción, el terrorismo y su financiación; incluía los delitos de lesa humanidad; tipificaba nuevas conductas en el marco de los siniestros viales e incorpora la responsabilidad de la persona jurídica. Y, entre otros puntos, fijaba criterios claros para la determinación de la pena y achicar el margen de discrecionalidad de los jueces. Sin embargo, con el cambio de color político en la Casa Rosada, el proyecto no avanzó.

El exvicejefe de gobierno porteño estuvo en el programa que conduce Juana Viale junto a Facundo Manes, el rival con el que compitió en las PASO, y quien ahora integra la lista de diputados nacionales del espacio. Manes sostuvo que el país viene “de una decadencia de décadas”.

“El problema argentino excede la economía. Es un problema ético y moral. Necesitamos una revolución ética y moral. La sociedad lo está pidiendo. un problema que estoy viendo es que nos estamos habituando a la corrupción”, consignó el neurocientífico. Y añadió: “En la Argentina no funcionan las instituciones y tampoco la sanción social. Veo gente acusada de corrupción en cócteles, revistas”.

Asimismo, sostuvo que es necesario “erradicar” la “viveza criolla instalada en la sociedad” y se refirió a frases que se esparcen cotidianamente del estilo “Mirá que tonto es, estuvo en la función pública y no robó”. También lo relacionó a los dirigentes considerados honestos que deciden involucrarse en la política. “Tenemos que hacer un cambio cultural”, demandó.

Santilli, en tanto, reforzó su mensaje en relación a la política de seguridad y al manejo de la pandemia. “Hay una Argentina que tiene dolor, que su gente no tiene trabajo, y en la que sus hijos están sin educación”, manifestó, y citó que más de un millón de jóvenes desertaron del sistema educativo. “El laburante quiere que sus hijos tengan un futuro mejor que el que tuvo él. Entonces le quitaste eso, no tiene trabajo, encima le liberaste a delincuentes, le encerraste al trabajador, al comerciante y al ciudadano. Es espantoso”, agregó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.