Diego Luna, el mexicano que conquistó Hollywood con su acento y rompió el molde de lo imposible

Miguel Cane
·7  min de lectura

Aunque su residencia principal es en la capital mexicana, para estar cerca de su familia todo el tiempo que pueda, Diego Luna es sin duda el actor mexicano mejor posicionado en Hollywood, hoy por hoy.

De hecho, se dio el lujo de dar la espalda al sueño hollywoodense, sin necesariamente renunciar a ello: hasta 2013, vivía full time en la playa a unos kilómetros de Los Angeles, tenía una productora junto con su mejor amigo y gozaba de una abundante oferta de buenos roles en películas taquilleras o llamativas, siempre manteniendo en mayor o menor grado un rasgo de su cultura mexicana, muy importante para él.

Diego Luna. (Photo by Taylor Jewell/Invision/AP)
Diego Luna. (Photo by Taylor Jewell/Invision/AP)

No obstante estar triunfando en EEUU, tal como lo dijo en algún momento al LA Times, sentía que pese a todo el reconocimiento internacional, extrañaba su país natal y encontraba que podía combinar ambos mundos. Así que hizo exactamente lo que se supone que uno no debe hacer hacer cuando triunfa en Hollywood, cuando le han dado un boleto a la dicha, con el cual la mayoría de las personas dedicadas al oficio de la actuación solo sueñan: regresó a su país, y mantiene un pie en las aguas de Hollywood, donde ha trabajado en filmes de directores como Steven Spielberg, Woody Allen o Barry Jenkins, además de ser uno de los protagonistas de uno de los filmes mejor recibidos de la saga Star Wars: ‘Rogue One’, en el que compartió créditos con Felicity Jones.

De hecho, en estos días, Diego ha vuelto a los titulares porque será parte de un nuevo proyecto de la popular serie – pero de eso hablaremos un poco más adelante.

Diego, nacido en Ciudad de México diciembre de 1979, hijo del magistral escenógrafo Alejandro Luna y la diseñadora de vestuario Fiona Alexander, de origen escocés, que murió cuando Diego tenía 2 años. Esta multiculturalidad ha sido parte constante de sus intereses, y aunque tiene dos pasaportes y éxito en el mercado anglo, también ha concentrado su energía en proyectos mexicanos: fundó y dirige ‘Ambulante’, un popular festival de cine documental itinerante, y forma parte del éxito de Netflix ‘Narcos: México’, en la que interpreta a Miguel Ángel Félix Gallardo, compartiendo créditos con Tenoch Huerta, José María Yázpik y Alfonso Dosal.

Este año apareció en Amazon Prime su talk show ‘Pan y Circo’, en el que colabora con el polémico chef mexicano Enrique Olvera (dueño del restaurante Pujol), en el que concertaba tertulias con diversos actores de la esfera social y política de México, que es un tema importante para él, aunque le ha valido ser objeto de críticas antes de 2018 por apoyar la candidatura del actual presidente, si bien el actor prefiere mantenerse fuera del sistema y ha rechazado propuestas para ocupar sitios en las cámaras de diputados o en el senado de México.

Algunos actores mexicanos influyen en las votaciones y se involucran en el activismo (tal ha sido también el caso de Huerta y de Gael García Bernal, que ha sido más criticado que Luna, precisamente por su manera de promover su ideología, que le atrajo la animadversión de un gran sector del público ante los resultados de la presente administración) y si bien la práctica es mucho menos común en México que en Estados Unidos, también forma parte de la imagen pública de Luna, aunque él ha sido cuidadoso de mantener su filiación política, en parte al margen de su imagen pública habiendo aprendido que el activismo puede ser un arma de dos filos.

En 2008, se casó con Camila Sodi tras tener una relación que fue muy mediatizada y en parte por esa razón, juntos decidieron mudarse permanentemente a Los Ángeles, donde tuvieron a su primer hijo, Jerónimo. En 2010 nació su hija, Fiona (nombrada así en memoria de su abuela paterna). Al principio, según contó en una entrevista, y pese haber ya realizado películas como ‘Milk’ o ‘The Terminal’ era reconocido con más frecuencia por los trabajadores o valets de restaurantes que eran inmigrantes mexicanos, que lo trataban con la familiaridad y calidez que no encontraba en las grandes fiestas en Beverly Hills.

Esta temporada en Hollywood contribuyó mucho a la proyección su carrera, pero él sentía una cierta frialdad pese al sol de California; según contó, echaba de menos la intimidad forzada de una atestada metrópoli, como Ciudad de México. “Éramos invitados a eventos muchas veces, pero resultaba difícil entrar en el mundo íntimo de otra persona, lo cual es clave”.

Diego Luna, Camila Sodi y sus hijos en el 2016. (Photo by Todd Williamson/Getty Images)
Diego Luna, Camila Sodi y sus hijos en el 2016. (Photo by Todd Williamson/Getty Images)

Esto lo hizo verse a sí mismo en una nueva luz, y una perspectiva diferente; decidió imprimir su sello mexicano en todos los personajes que hiciera a partir de entonces: algo similar a lo que hacía Sean Connery en su carrera fílmica (casi todos sus personajes retenían un trazo de su acento escocés).

Entonces empezó a incorporar su acento y cuando interpretó por primera vez a Cassian Andor, que es sin lugar a dudas su personaje más popular, habló con el director Gareth Edwards y le dijo que iba a retener este aspecto de su cultura personal.

Edwards le dijo que esa era la razón por la que lo había elegido para el papel y este detalle tuvo una reacción inesperada por parte del público que vio ‘Rogue One’, algo que emocionaría tremendamente al actor, quien está orgulloso de sus raíces, e incluso compartió en Twitter una publicación de un espectador estadounidense que hablaba precisamente del impacto positivo que un detalle tan sencillo había tenido en él y en su padre mexicano.

Gestos como el anterior hicieron que Diego fuera ejerciendo una mayor influencia en la comunidad hispana en Hollywood, llegando a ser incluso más reconocido que Gael García Bernal, de quien además le distingue su sencillez innata.

No obstante, al empezar a echar raíces en Los Ángeles, se separó (amigablemente) de Sodi en 2013 y regresó a México casi al mismo tiempo. Una de las razones por las cuales quería regresar era para que sus hijos, cuya custodia comparte con la madre, con quien mantiene una relación cordial, crecieran en México, a un ritmo más pausado y natural. Él y Sodi adoptaron un mantra: “Los dejaremos ser niños todo el tiempo que puedan”.

Y ahora, en parte para tener un proyecto que compartir con su hijo hoy de 12 años, Diego eligió volver al universo de Star Wars. El mexicano habló en conferencia de prensa sobre su participación en ‘Andor’, el nuevo proyecto televisivo de la saga, a la cual le tiene un cariño marcado aún desde antes de su aparición en 'Rogue One' (2016) como el mercenario Cassian Andor.

Diego Luna. (Photo by Rich Polk/Getty Images for IMDb)
Diego Luna. (Photo by Rich Polk/Getty Images for IMDb)

"Esto apenas arranca y tendré mucho más que decir pronto. Por ahora, solo la emoción de estar de vuelta y el compromiso que tengo con este proyecto al que le tengo todo el cariño", dijo Luna, que también será productor ejecutivo del serial que se transmitirá en la plataforma Disney + a partir de 2022.

"Estoy enfocado en dar lo mejor de mí para que este proyecto me represente, para que este proyecto sea un proyecto con el que yo me sienta satisfecho [...] Estoy trabajando con Tony Gilroy (uno de los guionistas de 'Rogue One' y nominado al Oscar por ‘Michael Clayton’ y ‘Syriana’), que es alguien a quien yo admiro mucho. Estoy rodeado de un equipo maravilloso frente y detrás de la cámara y regresando a un universo y un personaje a los que les tengo mucho cariño".

Por último el mexicano dijo no sentirse amedrentado por el abrumador peso de la saga y su popularidad: "La popularidad o no es algo que llega y que, en realidad, poco depende de ti. Uno tiene que trabajar con toda la energía y la convicción de que entiendes por qué estás ahí y qué es lo que tú quieres lograr. Y después eso se puede traducir en muchas cosas. Ojalá se traduzca en llegar a más públicos y que puedan obtener de ella las mismas emociones que disfruté yo viendo las películas de ‘Star Wars’ en el cine, cuando era un niño”.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Diego Luna: "Cuando pierdes algo con una muerte, empiezas a entenderlo"

'The Mandalorian' y el milagro de salvar la vida a Star Wars tras la decepción de la última trilogía

Thalía, la reina de las telenovelas que dejó su trono para casarse con Tommy Mottola

Tenoch Huerta, el mexicano más políticamente volátil que ha intentado conquistar Hollywood

Kuno Becker, el galán que despreció las telenovelas y pagó el precio de renegar de sus orígenes