Dictan sentencia a científico mexicano; es acusado de espiar a EE.UU para Rusia

·2  min de lectura

En una audiencia celebrada en la ciudad de Miami, en Florida, el científico mexicano Héctor Cabrera Fuentes, fue condenado por el Gobierno de EE.UU. a cuatro años de prisión y un día por espiar a una fuente estadounidense para Rusia.

“Estoy sumamente arrepentido por mis actos y pido perdón a EE.UU.”, dijo Cabrera en una corte al sureste de Florida. En febrero de este año, el bioquímico se declaró culpable por “actuar contra el Gobierno de EE.UU. a favor de un gobierno extranjero sin previa notificación a la fiscalía”. Se trata de un delito que se castiga hasta con 10 años de cárcel.

Según revelaron los documentos judiciales, un funcionario de Rusia reclutó a Cabrera Fuentes en mayo de 2019, prometiéndole a cambio del espionaje, la resolución de un problema migratorio que afectaba directamente a su esposa de origen ruso.

La tarea para el bioquímico mexicano, originario del estado de Oaxaca, era viajar a Miami para tomar fotografías a la matrícula de un vehículo de un ciudadano estadounidense que había proporcionado información sensible del gobierno ruso a Washington, D.C. De acuerdo con las autoridades, Cabrera Fuentes habría viajado de México a Miami, el 13 de febrero de 2020.

Al día siguiente de su llegada a Miami, el bioquímico rentó un coche y siguió a la fuente estadounidense hasta el lugar donde vivía. En el sitio, llamó la atención de los guardias de seguridad, al entrar detrás del coche a su edificio antes de que el portón se cerrara.

Según el relato de algunos medios locales en México, mientras Cabrera conversaba con el guardia de seguridad, una mujer con la que aseguran está casado en México y que lo acompañaba ese día, se bajó del vehículo, se acerco al automóvil y le tomó una fotografía a la matrícula.

Cuando se disponían a regresar a México, las autoridades aduaneras de Miami inspeccionaron el teléfono de Cabrera y su acompañante, y encontraron la fotografía de la matrícula; en ese momento, la policía los detuvo.

Durante las audiencias preliminares, la familia del bioquímico envió un sinfín de cartas a la Corte destacando su labor como investigador cardiovascular y su “labor caritativa para apoyar a la gente de su natal Oaxaca”. Por su parte, Cabrera aseguró ante autoridades estadounidenses que “todo el mundo comete errores en la vida y este es el mío”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.