Dictamen de despenalización de la marihuana sigue con criminalización

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 20 (EL UNIVERSAL).- El expresidente Vicente Fox criticó, en 12 puntos, el proyecto avalado ayer por el Senado, con el que se despenaliza el uso lúdico, médico, industrial y de investigación de la marihuana.

A través de Twitter, Fox Quesada señaló que la despenalización se dio "muy tarde" y es una medida "muy mala", que además sigue con la criminalización "tontamente".

El otrora mandatario calificó la medida como "una nueva Conasupo, el estado con todas las canicas", en referencia a la Compañía Nacional de Subsistencias Populares, empresa estatal de leche y productos de primera necesidad que operó en décadas pasadas durante los gobiernos priistas.

Fox acusó una "incomprensión total en materia médica", respecto al uso de la cannabis.

Según el expresidente, hay dos opciones para el cultivo de la cannabis, "ambas ideales de gran generación empleo, riqueza y progreso".

"Se trata de entender que la verdadera transformación es arrebatar esta hermosa plantita de manos criminales y pasarla agricultores empresarios", criticó Fox.

Como parte de su postura, el exmandatario dio que la "Cofepris es un órgano regulador promotor no punitivo y servil al Ejecutivo".

Recordó que "hay muchas experiencias exitosas mundialmente comprobadas", por lo que preguntó por qué no se replican.

Fox dijo que la despenalización se debe de realizar por humanismo para paliar el dolor de algunos enfermos; para generar empleo e inversión y para arrebatar el "gran ingreso y poder a los carteles.Ya no hay materia pues deja de ser prohibido".

En meses pasados, Fox se asoció con una empresa para comercializar productos legales derivados de la marihuana

¿Qué dice el dictamen aprobado sobre la cannabis?

"Queda permitido a personas mayores de 18 años consumir cannabis sicoactivo", señala el documento que finalmente pasó ayer, tras una discusión que se extendió por más de seis horas.

Con lo anterior, se aprueba el autoconsumo y el consumo personal, lo que en términos prácticos quiere decir que las personas que vivan solas podrán cultivar seis plantas y hasta ocho si viven más de dos consumidores en un mismo espacio, así como comprar y portar hasta 28 gramos de la yerba, es decir, una cajetilla de 28 cigarrillos, adquirida en establecimientos autorizados y regulados.

El dictamen que se aprobó ayer jueves amplía de cinco a 28 gramos la posesión para autoconsumo, es decir, despenalizada y que no amerita sanción; de entre 29 y 200 gramos se convierte en posesión simple y amerita sanciones administrativas o multas de entre 5 mil y 11 mil pesos; de 201 gramos a 28 kilos, se le considera posesión para narcomenudeo, y lo regula la Ley de Salud; la posesión de más de 28 kilos se considera narcotráfico y su posesión ameritaría las penas establecidas en el Código Penal.

Se contempla que en un plazo no mayor de seis meses, el Instituto Mexicano para la Regulación y Control del Cannabis deberá desarrollar un programa nacional de prevención y tratamiento de adicciones con énfasis en el no consumo de cannabis sicoactivo y no sicoactivo, enfocado a niños y adolescentes.

Los productos del cannabis no sicoactivo y sus derivados para usos industriales se podrán comercializar, exportar e importar con el objetivo de generar riqueza a los sectores desprotegidos; también pasa el uso medicinal del cannabis y se permite la investigación y desarrollo científico sobre la planta.