El dibujante y activista chino Badiucao recibe el premio Václav Havel

·4  min de lectura

Miami, 4 oct (EFE News).- La organización Human Right Foundation (HRF) entregó este lunes el premio Václav Havel a la Disidencia Creativa al dibujante y caricaturista chino Badiucao, por su trabajo para "desenmascarar" la tiranía del Partido Comunista Chino.

Tras recibir el galardón durante el Oslo Freedom Forum, que se celebra en Miami Beach (EE.UU.), el dibujante nacido en Shanghái y actualmente exiliado en Australia se refirió al Gobierno en su país como "un gobierno autoritario que comete crímenes" y lamentó a las corporaciones de dentro y de Occidente que hacen negocios con el estado chino.

"Los derechos humanos son universales", aseveró el dibujante.

En el evento Badiucao presentó cinco nuevos trabajos gráficos alrededor de las olimpiadas de invierno de Pekín (capital de China), que se celebrarán el próximo año.

En ellos, fiel a su estilo, el artista apela al uso de arquetípicas imágenes propagandísticas del Partido Comunista para llamar la atención sobre violaciones a los derechos humanos.

Antes de recibir el premio, el director ejecutivo de HRF, Garry Kasparov, recordó que este premio que lleva el premio del presidente y poeta checo, y que se ha entregado un día antes de que se celebre el aniversario de su nacimiento, se otorga a activistas que de "forma creativa desenmascaran a los dictadores del mundo".

"LA RESISTENCIA CONTINÚA"

Durante un panel de este foro que congrega a activistas, opositores y defensores de la democracia, la líder de la oposición bielorrusa, Sviatlana Tsikhanouskaya, señaló que en su país "la resistencia continúa" a pesar de la represión del presidente Alexandr Lukashenko, en el poder desde 1994.

"La revolución ha adquirido otra forma", explicó la opositora durante una presentación hecha a través de video y tras reiterar que en el proceso electoral en Bielorrusia de agosto de 2020 hubo "fraude", de lo que se ha hecho eco la comunidad internacional.

Tsikhanouskaya comentó que su primera motivación para concurrir a las elecciones presidenciales en su país fue para demostrar lo importante que es su esposo, Serguéi Tijanovski, también aspirante presidencial y quien cumple más de un año de cárcel.

Las elecciones presidenciales del 9 de agosto del pasado año dieron paso a las mayores protestas en la historia de la antigua república soviética, con miles de personas en las calles y que fueron reprimidas de forma violenta por la Policía.

"Realmente subestimamos la crueldad del régimen. Miles de personas mostramos que estamos listas para un cambio, pero el régimen decidió usar toda la violencia a su alcance", recordó la opositora, actualmente exiliada en Lituania.

A su turno, la nicaragüense Berta Valle, esposa de Félix Maradiaga, candidato opositor nicaragüense que lleva más de cien días preso y en momentos en que Daniel Ortega busca una tercera reelección consecutiva, dijo que el actual presidente de la nación centroamericana es una "amenaza para la democracia" y pidió a la comunidad internacional "no permanecer en silencio".

"Por favor, no olviden a los millones que están sufriendo bajo el régimen de Ortega y a los que han sido asesinados o forzados al exilio", señaló, tras referirse a los siete candidatos presidenciales que han sido apresados.

"Cientos de nicaragüenses han sido disparados, desaparecidos, apresados por solo levantar la bandera de su país", recalcó.

Momentos antes, Akida Pulat, activista y defensora de la etnia Uyghur (uigur) que vive en el noroeste de China, abogó por detener los abusos del Gobierno contra esta comunidad.

"Con todas las pruebas, con todos los testimonios dolorosos de las víctimas, y con los testimonios de los niños devastados como yo que están buscando a sus padres, no tenemos excusa para decir que no sabemos qué le está pasando a los uigures", señaló Pulat, nacida en la Región Autónoma Uigur de Sinkiang.

La fragilidad de la democracia en el mundo y la incapacidad de la comunidad internacional para actuar contra las dictaduras una vez instaladas fueron evidenciadas al inicio del Oslo Freedom Forum, que este año se trasladó a Miami, hogar de exiliados políticos cubanos, venezolanos y nicaragüenses, entre otros.

Con el lema "La verdad activada" (Truth Ignited)" el foro comenzó con una sesión dedicada a América Latina en la que participaron el opositor venezolano Leopoldo López, las cubanas Tania Bruguera, Rosa María Paya y Laritza Diversent, y las nicaragüenses Berta Valle y Edipcia Dubón.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.