El 11.11 de AliExpress se convierte en la mayor bofetada en medio de la cumbre del cambio climático

·4  min de lectura

La llegada del 11 de noviembre (11.11) supone desde hace más de una década uno de los principales eventos de consumo en el mundo. Se celebra el Día del Soltero, una iniciativa lanzada en 2009 por el gigante chino de comercio electrónico Alibaba que ha tenido mucho éxito y ha cruzado fronteras.

La jornada se caracteriza por un sinfín de ofertas para todo tipo de productos, con protagonismo de los tecnológicos, alcanzando cifras récord de ventas y de envío de paquetes, con el impacto climático que supone tanto la compra desmedida de productos como los materiales poco amigos del medio ambiente que contienen los artículos.

El Día del Soltero es un evento que tiene mucho éxito en China. (REUTERS/Aly Song)
El Día del Soltero es un evento que tiene mucho éxito en China. (REUTERS/Aly Song)

En este 2021 se ha dado la circunstancia de que además este evento ha coincidido en tiempo con la cumbre climática de Glasgow (COP26) que busca soluciones para reducir las emisiones y frenar el calentamiento global y el cambio climático. Así, mientras en la ciudad escocesa se discute la manera de hacer más sostenible el planeta, esta iniciativa es toda una oda al consumismo.

Y más en un momento en el que la escasez de semiconductores está teniendo un impacto muy importante en la economía global, con escasez de consolas, automóviles y otros productos tecnológicos. 

Aunque las compañías chinas de comercio electrónico han conseguido universalizar las compras del Día del Soltero, lo cierto es que es en China donde tienen una mayor implantación. Teniendo en cuenta que la población del gigante asiático es de 1.400 millones de habitantes, las cifras son mareantes.

290.000 marcas, 14 millones de ofertas y 900 millones de consumidores potenciales. Y es que el 11 de noviembre es el día grande, pero las empresas lanzan ofertas desde el 1 de noviembre, por lo que son 11 días en los que se fomenta el consumo desatado por parte de la sociedad. 

En este 2021, Alibaba (AliExpress es una de sus subsidiarias) ha vendido 73.850 millones de euros en productos en esta iniciativa, lo que supone un 8,5% más que el año anterior.

Cabe señalar que estos números tan descomunales llegan en un momento de dificultad global, ya que coincide con una desaceleración de ventas, falta de suministros, cortes de electricidad o los confinamientos, por lo que los datos son una gran noticia para la empresa y una pésima para la sociedad en su conjunto.

Mirando a las cifras del año anterior, el Día del Soltero 2020 hizo que las dos principales empresas de comercio electrónico chino (Alibaba y JD) vendieran 115.000 millones de dólares en ventas (100.000 millones de euros) y se enviaran más de 4.000 millones de paquetes, de los cuales el 20% eran de plástico.

En este tipo de iniciativas hay muchos paquetes con el plástico como protagonista. (REUTERS/Tingshu Wang)
En este tipo de iniciativas hay muchos paquetes con el plástico como protagonista. (REUTERS/Tingshu Wang)

Sin embargo, no solo son las empresas chinas las que están impulsando el consumismo. En este mismo mes de noviembre también se celebrarán el Black Friday (el 26, aunque hay ofertas desde varios días antes) y el Cyber Monday (29), ambas de origen estadounidense. Estos dos eventos comparten con el Día del Soltero sus objetivos: las compras desatadas para gran beneficio de las grandes empresas.

Mientras tanto, la COP26 se va a cerrar con acuerdos de mínimos y sin ningún compromiso. En el último momento, China y Estados Unidos han hecho una declaración conjunta en la que prometen aumentar su cooperación climática en la próxima década. Pero de momento nada tangible, por lo que la cumbre se puede definir como un fracaso rotundo en sus objetivos de lograr consenso internacional para la reducción de las emisiones.

Las sociedades tampoco ayudan

Este gran éxito del Día del Soltero y de iniciativas similares ponen de relieve una vez más la dificultad de concienciar a la población en tener hábitos más sostenibles, tan sencillos como no cambiar de dispositivos con tanta frecuencia o alargar su vida útil. Y es que no es necesario comprar un móvil cada año, cuando las empresas lanzan sus nuevos productos.

Una encuesta de Kantar muestra que pocos encuestados estarían dispuestos a cambiar su estilo de vida para salvar al planeta.

El 51% dijo que tomaría medidas climáticas individuales, mientras que un 14% lo rechazó y un 35% no lo tenía claro. En el caso de países como Alemania o Países Bajos solo el 44% y el 37% lo consideraban necesario. En general, casi la mitad de los encuestados (46%) consideró que no hay necesidad de cambiar los hábitos personales.

Así pues, mientras que los países, las empresas y las sociedades no remen hacia el mismo lugar, parece difícil conseguir grandes logros climáticos. El tiempo se agota.

EN VÍDEO I Así se puede convertir cualquier monopatín tradicional en un vehículo eléctrico

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.