Deuda para pagar deuda. La bomba de tiempo para la clase media

·5  min de lectura
Para muchas mujeres, la pandemia significó demasiada locura en sus vidas y por eso la ropa suave, cómoda y abrigada evitó sumar una preocupación extra innecesaria
Para muchas mujeres, la pandemia significó demasiada locura en sus vidas y por eso la ropa suave, cómoda y abrigada evitó sumar una preocupación extra innecesaria

El mix es bastante explosivo: contracción de la economía, inflación con deterioro del poder adquisitivo y desempleo. Todo esto bajo la sombra de una pandemia que sigue sin dar tregua e impacta fuerte sobre los ingresos de los sectores medios.

El endeudamiento atraviesa a casi ocho de cada diez familias argentinas según datos del Centro de Economía Regional y Experimental (CERX). De acuerdo con los últimos números relevados, el 76% de los hogares tiene algún tipo de deuda.

Cómo evitar el default personal. Tres estrategias para salir de las deudas

“A un poco más de un año del inicio de la pandemia el promedio de solicitud de préstamos para cancelar deudas se mantiene cerca del 39%. De este modo, se comprueba que gran parte del destino de los fondos de nuestros préstamos siguen orientados a cancelar otros pasivos y de esta manera unificar gastos”, señaló Florencia Valdés, marketing manager de Ixpandit Fintech Factory, la empresa dueña de Adelantos.com. Además, un 15% de quienes buscaron un préstamos a través de la plataforma lo hizo para pagar servicios y un 20% para hacer arreglos o reformas en el hogar.

En la misma línea Julián Sanclemente, director general de AlPréstamo y DKS, advierte que “el destino de los fondos está concentrado en acomodar deudas, compra de bienes durables y semidurables y refacciones en el hogar”.

El universo de las deudas familiares está integrado por deudas con bancos (personales, prendarios, hipotecarios y tarjetas de crédito), con empresas que otorgan créditos no bancarios, desde fintech que dan adelantos en efectivo a sola firma hasta cadenas de electrodomésticos o consumo que financian con tarjetas de crédito propias; y también saldos pendientes con colegios, empresas de medicina prepaga, impuestos o servicios.

Estos datos se complementan con una segmentación recientemente difundida por Equifax, compañía global de big data & análisis sobre el perfil financiero de quienes son padres: tienen deudas promedio por $91.000, siendo la generación X (40 a 55 años) la que registra mayor deuda –con promedios de $99.000– y la generación Z (menos de 30 años), la menos expuesta.

Para salir de deudas, la alternativa en muchos casos es más deuda. Según un relevamiento que realizó Adelantos.com, entre sus clientes casi el 40% busca financiamiento para hacer frente a obligaciones atrasadas.

Panorama dispar

Parte del origen de niveles tan elevados de endeudamiento de lay que rastrearlo en marzo/abril de 2020. Con el comienzo de las medidas de aislamiento obligatorio para frenar el avance del Covid, se dispusieron también flexibilizaciones para el pago de tarjetas de crédito, préstamos e incluso servicios e impuestos. Varias de esas medidas de alivio caducaron en abril de este año y los pagos pendientes cayeron en cascada.

Incluso, los criterios para clasificar deudores que habían sido flexibilizados llegaron a su fin. “Desde el comienzo de abril de 2021 y hasta fines de mayo de 2021 el BCRA estableció una transición gradual en las pautas para la clasificación de las personas deudoras de entidades financieras, volviendo a los criterios existentes de forma previa al inicio de la pandemia a partir de junio de 2021”, explicó la entidad en su último informe sobre bancos.

AlPréstamos es un marketplace que permite comparar productos financieros, de distintos proveedores. En ese sentido, cuentan con datos generales del mercado, que incluyen un universo integrado por bancos, cooperativas o fintech.

“El abanico de montos y tasas promedio es muy amplio, hay agentes especializados en segmentos con menos nivel de bancarización o no bancarizados y en esos casos los prestamos promedian los $15.000, con tasas en torno del 180% nominal anual y plazos de 12 meses”, describe Sanclemente. “En el otro extremo tenemos afiliados que tienen tasas promedio del 80% nominal anual, plazos que promedian los 24 meses, con máximos de 48 meses y montos que rondan los $200.000”.

Costos en alza

A la tasa de interés nominal (TNA) hay que sumarles costos de comisiones e impuestos para llegar al costo financiero total (CFT) que en el caso de los individuos no bancarizados y cuyo perfil crediticio no es bueno supera el 200% anual.

Atendiendo esta problemática del fuerte endeudamiento de las familias, en Banco Provincia lanzaron recientemente dos líneas de crédito para individuos con tasas muy por debajo del promedio. “En ambas, el financiamiento está dirigido a las personas que se adhirieron al diferimiento de cuotas de préstamos dispuesto por el Banco Central el año pasado”, explican en la entidad que preside Juan Cuattromo.

Dilema inversor: ¿llegó la hora de dolarizarse?

“La línea para deudas de consumo tiene un plazo máximo de 60 meses y una tasa de interés fija del 40,2%, casi 10 puntos menos del costo financiero de un préstamo personal y se puede tramitar de modo digital a través de Banca Internet Provincia BIP”. La línea para deudas comerciales puede ser a 12 o 24 meses con tasas de 29,5% y 34% anual

Reactivación incipiente

En los bancos privados dan cuenta también de más movimiento en la ventanilla de préstamos. “Al inicio del aislamiento, promediando el mes de marzo de 2020, la colocación de préstamos sufrió una caída que tuvo un repunte desde agosto y desde esa fecha notamos una recuperación sostenida, que se refleja en montos de colocación similares a los de febrero de 2020”, cuentan en una de las entidades líderes.

La dispersión de costos es grande. Quienes pueden acceder a los bancos comerciales, públicos o privados, tienen en general mejores condiciones que el segmento de la población no bancarizada. También los trabajadores en relación de dependencia tienen ventajas por sobre los independientes y más aún en la cuenta donde cobran su sueldo. “La bancarización y la posibilidad de mayor acceso a productos financieros continúan siendo temas a abordar en el segmento de padres, teniendo en cuenta que cumplen un rol central en la fuerza laboral de nuestro país. La transformación digital presenta una gran oportunidad a la banca y a las fintech para acercar productos, soluciones y oportunidades que impulsen la inclusión financiera de este grupo”, comenta en ese sentido Santiago Pordelanne, presidente y CEO de Equifax Argentina.

Valdés, de Adelantos.com, dice en ese sentido que “uno de los motivos por los cuales los clientes recurren a un préstamo online a través de la plataforma es el monto aprobado según su riesgo crediticio”. Otros motivos, indica la ejecutiva, “la velocidad con la que se realiza el depósito y la comodidad para realizar la operación”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.