La deuda pública británica sube en octubre por los subsidios a la energía

El endeudamiento público británico aumentó más de 4.000 millones de libras en octubre, hasta 13.500 millones (16.000 millones de dólares), respecto al año anterior, tras la entrada en vigor de los subsidios a las facturas energéticas, según datos publicados el martes.

En total, la deuda del Estado, excluyendo los bancos del sector público, alcanzó los 2,46 billones de libras a final de mes, es decir un 97,5% del Producto Interior Bruto británico, lo que representa un aumento de 148.300 millones de libras respecto a octubre de 2021 pero un descenso interanual de 0,5 puntos porcentuales del PIB, precisó la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS).

Desde mediados de 2021, los intereses de la deuda "han aumentado considerablemente" debido a la alta inflación, señala el organismo oficial. En octubre, el pago de dichos intereses era de 6.100 millones de libras, la mitad de los cuales son debidos al impacto de la inflación.

"Los subsidios a la energía lanzan de nuevo el endeudamiento al alza", subrayan los analistas de Capital Economics, señalando que el informe sobre las finanzas públicas de octubre muestra que el gobierno pide más dinero prestado que el año pasado, cuando el endeudamiento ya se había visto disparado por las ayudas para mitigar los efectos de la pandemia.

La semana pasada, el gobierno británico presentó medidas de austeridad para ahorrar 55.000 millones de libras entre reducción del gasto público y subidas de impuestos, buscando tranquilizar a unos mercados inquietos por las políticas ultraliberales del anterior Ejecutivo conservador.

"Los daños económicos que (los conservadores) han causado a nuestro país son inmensos, han puesto nuestras finanzas públicas en una posición peligrosa", criticó el martes el líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, durante la conferencia anual de la principal organización patronal del país, CBI.

"Crearon un círculo vicioso de estancamiento y por eso cada crisis golpea más duramente al Reino Unido que a nuestros competidores", agregó, asegurando que este es "el único país del G7 más pobre ahora que antes de la pandemia".

ved-acc/jvb