Deuda, móvil del asesinato de familia en Tecámac: FGJEM

TECÁMAC, Méx., octubre 27 (EL UNIVERSAL).- La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) confirmó que el móvil del crimen de la familia que fue asesinada y quemada en su casa ubicada en el fraccionamiento Ojo de Agua de Tecámac, es por una deuda que contrajo el padre de 50 años de edad, al parecer de más de 300 mil pesos.

Según las investigaciones de la corporación mexiquense, a los autores del triple homicidio los conocían las víctimas porque no hay evidencias de que hayan forzado la puerta principal del inmueble que contaba con un sistema eléctrico, chapas de seguridad y video cámaras, además de una barda alta, por la que difícilmente pudieron trepar para ingresar.

Entraron por el acceso principal para cometer el múltiple homicidio y porque eran conocidos de la familia no dejaron testigos, por eso los asesinaron a los tres, revelaron fuentes de la fiscalía estatal.

Lo que más llama la atención de las autoridades ministeriales es la saña con la que actuaron los responsables, pues después de quitarles la vida les prendieron fuego, como si trataran de enviar un mensaje de que lo mismo les puede ocurrir a otras personas que hayan pedido dinero prestado a la misma organización delictiva.

El martes pasado, en el interior de una vivienda localizada en la calle Membrillo, de la comunidad tecamaquense, fueron hallados calcinados los integrantes de una familia: el padre de 50 años de edad, su hija de 25 años y su hijo de 14 años.

---Los mataron con un arma punzocortante

De acuerdo con los peritajes, las tres víctimas tenían heridas producidas por un arma punzocortante y sus cadáveres estaban en diferentes partes de la casa.

Aparentemente, primero mataron al jefe de familia, luego a su hija y después al adolescente.

Un conocido de las víctimas reveló que el padre le contó hace unos días que le debía más de 300 mil pesos al Cártel Jalisco Nueva Generación. La FGJEM investiga si esa versión es verdadera o los que cometieron el crimen se ostentaron como miembros de ese grupo delictivo para infringir miedo a las personas a las que les prestaron dinero.

En redes sociales, presuntamente, el CJNG difundió mensajes para acreditarse la muerte de los tres residentes de Tecámac y amenazó a familiares, amigos y conocidos de las víctimas para que no hablen, de lo contrario sufrirán lo mismo que ellos.

Vecinos de la zona donde ocurrieron los hechos tampoco han colaborado mucho con la fiscalía por miedo a que les hagan algo los autores materiales.

El padre de familia que fue asesinado junto a sus hijos no tenía antecedentes penales, según el registro de las autoridades mexiquenses y se dedicaba a actividades lícitas, además del cuidado de sus seres queridos.