Deuda. El FMI aclaró que por ahora no negocia un nuevo programa con la Argentina

LA NACION

"No son negociaciones. Por ahora son conversaciones", dijo el vocero del organismo, Gerry Rice

WASHINGTON.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) aclaró que por el momento no negocia un nuevo programa con la Argentina para reemplazar al acuerdo stand-by firmado por el gobierno de Mauricio Macri, al calificar los encuentros del ministro de Economía, Martín Guzmán, con el staff del organismo como "discusiones" técnicas, y no negociaciones.

"No son negociaciones. Por ahora son discusiones", indicó el director de Comunicaciones del FMI, Gerry Rice, en su habitual conferencia de prensa en la sede del organismo en Washington, al responder una pregunta acerca de la naturaleza de los múltiples contactos que ha habido entre el gobierno de Alberto Fernández y funcionarios del staff.

Rice reiteró que el diálogo entre el Gobierno y el Fondo es "muy activo" y "muy constructivo", aunque insistió en que aún resta acordar un cronograma para avanzar hacia un nuevo programa.

"Las discusiones van bien", graficó Rice.

El Fondo y el Gobierno deben acordar una fecha concreta para una eventual nueva visita al paísdel jefe de misión para la Argentina, Luis Cubeddu, con el objetivo de llevar adelante una "consulta del Artículo IV", la tradicional auditoría que el Fondo realiza a las economías de sus países miembros. Ese avance fue anunciado por la directora Gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, en Riad luego de un encuentro con el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien cerró esta semana una gira por Washington y Nueva York.

La misión de Cubeddu, según el mensaje brindado por el Gobierno y el Fondo, aparece como un paso previo a la negociación de un nuevo programa.

Las declaraciones de Rice sirvieron como una nueva confirmación de la estrategia del Gobierno de avanzar en el canje con los bonistas privados sin tener cerrado un nuevo programa con el Fondo, y tan solo con el aval que brindó el organismo al gobierno nacional luego de la última misión de Cubeddu a Buenos Aires. El Fondo señaló en un comunicado que para resolver la crisis de la deuda los acreedores deberán hacer una "contribución apreciable" porque no es factible implementar un ajuste fiscal mayor en la economía al que ya imprimieron el gobierno de Macri, primero, y el de Alberto Fernández en sus primeros meses de gobierno.

Por otra parte, Rice dejó abierta la posibilidad de que se cancele o se modifique el formato de la reunión de primavera del FMI y el Banco Mundial en Washington ante la alerta global por el avance del coronavirus. Además, reiteró que el Fondo reducirá su perspectiva de crecimiento global debido al brote.

"Nuestra principal prioridad es garantizar la salud y la seguridad de nuestro personal, pero también de los participantes de las reuniones de primavera. Al mismo tiempo, seguimos totalmente comprometidos a compartir el asesoramiento sobre políticas del Fondo, manteniendo nuestro diálogo con nuestros miembros y las partes interesadas, que es el objetivo de las reuniones de primavera", dijo Rice."Así que estamos viendo esto. Estamos considerando varias opciones. Ambas instituciones han desarrollado planes de contingencia. Confiamos en que, sea cual sea el formato de la reunión de primavera, tendremos reuniones efectivas", agregó.

Rice dijo que el Fondo y el Banco Mundial esperan tomar una decisión "pronto".