Deuda: por el cepo y tasas negativas, el Tesoro refinanció deuda por casi $200.000 millones

Sofía Diamante
·3  min de lectura

Se trataba del primer test importante del año para el Tesoro, ya que necesitaba conseguir del mercado financiero $196.000 millones por un vencimiento que operaba esta semana, y el resultado fue satisfactorio, porque logró adjudicar $199.947 millones. En el Ministerio de Economía destacaron que enero es el séptimo mes consecutivo en el que el Tesoro obtiene fondos por encima de los vencimientos acumulados del mes.

Sin embargo, los analistas económicos son cautos para festejar, ya que las mayores ofertas se concentraron en los vencimientos de corto plazo y porque, después de todo, con cepo cambiario y tasas de interés reales negativas, las licitaciones del Tesoro son el único refugio al que los inversores pueden volcar sus pesos.

Dólar hoy: el blue cae $2 y llega a su valor más bajo en 21 ruedas

En concreto, el Ministerio de Economía informó que se colocaron dos letras a descuento (a tasa fija), dos letras en pesos que pagan la tasa de pases pasivos del Banco Central y dos bonos ajustables por CER (inflación), con vencimientos en abril de 2021, septiembre de 2022 y marzo de 2023.

Se recibieron 519 ofertas, adjudicándose un total de $199.947 millones, de los cuales $110.464 millones representan los bonos con vencimiento en tres meses y $62.937 millones los que vencen en 2022 y 2023.

"El resultado no se lo puede calificar como bueno o malo. Es esperable que sea bueno porque los pesos están atrapados, no pueden ir al dólar ni a bienes de refugio de valor. Por lo tanto, el Gobierno se genera su propia demanda", opinó Guido Lorenzo, director de la consultora LCG.

Sin embargo, el economista indicó que le preocupa el nivel de tasas de interés que se ofrecen. "Cada vez se está operando con más tasas de interés negativas, lo que en la jerga se conoce 'represión financiera', que es poco atractivo para el mercado de capitales. El BCRA y el Tesoro en conjunto no están reaccionando a que la inflación se está acelerandoy la tasa se está quedando rezagada. Todavía están a tiempo de corregir esto", comentó.

Federico Furiase, director de EcoGo, coincidió en que fue una buena licitación. "Hay excedentes de pesos, cepo y una brecha cambiaria que se tomó un respiro por ahora luego de la suba del CCL de $138 a $150, aunque con un Banco Central aumentando la venta de bonos en dólares contra pesos y con la caída en la demanda transaccional de pesos", explicó.

La "carambola" no deseada, indica, es el impuesto sobre la renta de las Leliq que emite el Banco Central y los pases pasivos que estableció el gobierno de la Ciudad a partir de este año. "Esto incentiva a los bancos a tomar Lepase para eludir el impuesto. Mientras Finanzas tomé pesos al 38 o 39%, bajan los incentivos para que el BCRA haga una suba fuerte de tasas. El mercado va incorporando la idea de que la política usará el dólar y las tarifas como anclas para reprimir nominalidad y eso da margen para que Finanzas vaya rolleando [posponiendo] los vencimientos sin un mayor esfuerzo de tasa, con cepo cambiario y excedente de pesos como telón de fondo", agregó Furiase.