Deuda de banco central de Argentina plantea un "riesgo sistémico" para el sector financiero, dice Moody's

Foto de archivo: el presidente de Argentina, Alberto Fernández, dialoga con el ministro de Economía, Sergio Massa, en Buenos Aires

BUENOS AIRES, 16 nov (Reuters) -La creciente deuda del banco central de Argentina representa un riesgo para la estabilidad monetaria del país, dijo el miércoles la agencia de calificación Moody's, y estimó que esto podría avivar aún más la inflación y agravar cualquier corrida cambiaria si los ahorristas huyen de la moneda local.

En ese escenario, Moody's advirtió que las autoridades podrían incluso congelar los depósitos en pesos, una medida extrema que traería a la memoria las infames restricciones del 'corralito' vigente durante la crisis de 2001 que buscaban evitar una corrida bancaria.

"Con la cantidad de pesos que hay, el banco central y el gobierno pueden llegar a la conclusión de que no les queda otra que limitar el acceso", dijo el analista de Moody's Gabriel Torres en un seminario web.

"Hace rato que Argentina no se encuentra en esa situación, pero lo ha hecho en el pasado", agregó.

En un informe, Moody's dijo que la deuda del banco central había aumentado significativamente en relación con el PIB en los últimos dos años, mientras que su relación con la base monetaria superaba ahora el 200%.

"La relación con la base monetaria es comparable a la observada a fines de la década de 1980, período que incluyó un episodio hiperinflacionario", explicó Moody's.

La entidad dijo que existían riesgos de refinanciamiento relacionados con la deuda en moneda local, con un 64% de vencimientos en menos de un año y un 70% indexado por la tasa de inflación, que actualmente está en un 88% anual y se espera que alcance el 100% este año.

"Debido a que la inflación es del orden del 100%, un shock cambiario repentino podría llevar a las autoridades a considerar congelar las cuentas de ahorro y depósitos bancarios denominadas en pesos para limitar mayores presiones sobre el tipo de cambio", consignó el informe.

"La exposición de los bancos argentinos a la deuda del gobierno y del banco central, en su mayoría denominada en moneda local, ha aumentado recientemente y plantea riesgos sistémicos para el sector financiero", añadió.

Por la tarde, S&P bajó la calificación de la moneda de Argentina a CCC- desde CCC+, con perspectiva negativa, luego de decir que la decisión reflejaba los desafíos económicos y "un desacuerdo persistente sobre las políticas dentro de la coalición gobernante y la oposición que pesa sobre las condiciones de financiamiento en los mercados locales".

“La inestabilidad macroeconómica y un panorama político polarizado están exacerbando las vulnerabilidades para las colocaciones de deuda local, especialmente dada la magnitud del vencimiento de la deuda a medida que se acercan las (elecciones) primarias (PASO) de 2023 y las elecciones nacionales”, agregó S&P en un reporte.

(Reporte de Valentine Hilaire;Traducido por Walter Bianchi;Editado por Eliana Raszewski)