Deuda argentina renueva paridades récord a la baja, Gobierno lanza canje sorpresivo

·5  min de lectura
El ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, habla durante una conferencia de prensa en Buenos Aires

Por Jorge Otaola

BUENOS AIRES, 22 jun (Reuters) -Los bonos públicos de Argentina se hundieron el miércoles, con algunas paridades en mínimos históricos, frente a un masivo desarme de carteras dada la creciente inflación y la aversión al riesgo por síntomas de una cercana recesión global.

Los operadores destacaron la sorpresa por un canje de deuda doméstica lanzado por el Ministerio de Economía, del que será importante el rol del banco central (BCRA).

La autoridad monetaria no puede participar de las licitaciones de letras mensuales del Tesoro, pero tiene la posibilidad de influenciar sobre los bonos adquiridos en el mercado secundario. De esa manera, puede aliviar las urgencias de financiación del Gobierno.

Agentes del mercado consultados por Reuters coincidieron en que la idea del canje tiene este último objetivo de cara a los vencimientos en pesos que debe afrontar la semana entrante, con el grueso de la tenencia en manos del ente previsional Anses y del propio BCRA.

La cartera informó que logró reducir los vencimientos de deuda que debe afrontar el 30 de junio tras una operación de canje de deuda por un valor efectivo de 357.836 millones de pesos (unos 2.889 millones de dólares).

"Los activos locales vienen actuando como 'rehenes' también del clima externo (...), aunque esto se ve acentuado porque el clima doméstico se encuentra lejos de poder transmitir calma, en medio de crecientes tensiones dentro de la coalición oficialista (gobernante) que no hacen más que dificultar la administración de los desafíos económicos", afirmó el economista Gustavo Ber.

Esta debilidad de precios se genera junto a un aumento en el déficit fiscal y a una semana de una licitación de letras internas para renovar vencimientos por unos 580.000 millones de pesos (unos 4.680 millones de dólares). Por este motivo, desde el Gobierno hay diálogo con entidades bancarias para contar con su aval en la operación.

Los activos y monedas más importantes del mundo se movían a la baja por los reiterados miedos a la alta inflación y la inevitable alza en las tasas de interés, con la Reserva Federal estadounidense (Fed) como insignia general y el BCRA como referente local.

* La plaza extrabursátil de bonos arrojó una pérdida promedio del 1,3%, contra una derrumbe del 1,4% del martes, con niveles no alcanzados desde una gigante reestructuración de deuda en 2020. Los nominados en pesos fueron nuevamente los más castigados a la hora de las ventas.

* Con este panorama, el riesgo país argentino elaborado diariamente por la banca JP.Morgan ascendía 36 puntos básicos, a 2.235 unidades hacia las 2000 GMT, luego de marcar su récord histórico intradiario de 2.239 puntos. Esto representa más del doble desde aquellos 1.080 de base casi tres años atrás.

* "Es evidente que la decepción en el equipo económico del Gobierno es muy grande porque no alcanzan las decisiones tomadas hasta ahora para evitarse la nueva baja de los bonos en pesos. Hay entidades oficiales que participan a diario en el mercado como sostén de la contrapartida privada", sostuvo un agente de la banca extranjera.

* Argentina afrontaba el pago de unos 1.800 millones de dólares ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco de un reciente acuerdo para refinanciar unos 44.000 millones de dólares, a la espera de la aprobación de una primera revisión a la macro doméstica que liberaría la llegada de unos 4.000 millones de dólares.

* Este pago se reflejó en una caída de las reservas del BCRA, las que de manera provisoria sumaban 38.229 millones de dólares el miércoles, desde 40.009 millones de dólares el martes. Estos compromisos corresponden a lo pautado en 2018, ahora renovado en el marco del nuevo plan de "Facilidades Extendidas".

* El índice S&P Merval de la bolsa de Buenos Aires perdió un 1,02%, a 85.662,48 puntos como cierre provisorio, luego de ceder un 0,59% el martes tras la inactividad de dos feriados consecutivos. Esta tendencia estuvo en línea con el influyente Dow Jones, que mostraba una caída de 0,16%.

* El peso mayorista se devaluó un 0,15%, a 123,86/123,87 por dólar, mediante la regulación de liquidez del BCRA, junto a la pelea por la pesca de dólares para reforzar sus golpeadas reservas.

* En una rueda de menor volumen de operaciones, la autoridad monetaria cerró su participación con un saldo comprador de apenas 1 millón de dólares, con equilibrio entre oferta y demanda. Fuentes del mercado aseguran que se mantiene firme la demanda para el pago de importación de energía, calculada para este mes en unos 2.000 millones de dólares.

* "Junio continúa siendo malo para el BCRA en términos de acumulación de reservas y esto explica en parte la aceleración (de caída) en el tipo de cambio oficial. Lo anterior es positivo para los 'dollar-linked'", reportó el agente de liquidación y compensación Neix.

* Los negocios con el peso alternativo mostraron niveles ligeramente mejorados a 237,4 por dólar en el bursátil "contado con liquidación" (CCL), a 229,4 en el denominado "dólar MEP" y hasta el piso de 224 unidades en el marginal o "blue", con una brecha cambiara creciente del 80,9% ante la plaza interbancaria.

* La Fed está "fuertemente comprometida" a reducir la inflación, que se encuentra en máximos de 40 años, y los responsables de la política monetaria están reaccionando "rápidamente para hacerlo", pero no intentan causar una recesión en el proceso, dijo el miércoles el jefe del banco central estadounidense, Jerome Powell.

(Reporte de Jorge Otaola;colaboración adicional de Hernán Nessi;Editado por Lucila Sigal)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.