Deuda argentina ratifica racha alcista, banco central frena fuga de reservas

Fachada del banco central de Argentina, en Buenos Aires

BUENOS AIRES, 16 nov (Reuters) - Los bonos de Argentina continuaron con recuperación de paridades el miércoles en un contexto global positivo para las inversiones de riesgo, mientras que el banco central (BCRA) logró frenar la sangría de sus reservas luego de 13 rondas consecutivas negativas.

Operadores coincidieron en que los negocios financieros en la tercera economía de América Latina siguen bajo un manto de prudencia frente a la escalada inflacionaria en torno al 100% para 2022 y una dura lucha del Gobierno con el déficit fiscal.

"Hay evidente demanda por dólares, caen las reservas y los plazos fijos (bancarios en pesos) están en niveles topes, todo un combo que presiona sobre la inflación y hace pensar en una aceleración de la devaluación", dijo un economista privado.

Por su parte, el economista Damián Di Pace sostuvo que "la gente se desprende de los pesos más rápido de lo que tradicionalmente ocurre y esto también alienta al proceso inflacionario (…) ante un firme derrumbe del consumo".

La creciente deuda del BCRA representa un riesgo para la estabilidad monetaria del país, dijo la agencia de calificación Moody's, y estimó que esto podría avivar aún más la inflación y agravar cualquier corrida cambiaria si los ahorristas huyen de la moneda local.

El presidente argentino, Alberto Fernández, calificó como una "buena reunión" la que tuve en Bali con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, y que el país cumple con los objetivos propuestos ante el organismo crediticio.

* Los bonos extrabursátiles local mejoraron un 1,9% en promedio, con lo que acumula un alza del 7,2% en las últimas cinco sesiones de negocios con preferencia sobre las nominaciones dolarizadas.

* "Gran parte del futuro de los bonos argentinos depende del clima externo, y, por lo tanto, el rebote de las últimas semanas puede encuadrarse dentro de un marco muy optimista para el crédito emergente", dijo Portfolio Personal Inversiones.

* Esta tendencia se reflejaba en una caída de 44 puntos en el riesgo país argentina elaborado por el banco JP.Morgan, hasta las 2.341 unidades a las 2000 GMT.

* La búsqueda de refugio ante la escalada de precios minoristas y las dudas sobre el futuro económico avalan la mejora reciente de los activos, a la vez que presionan a una importante baja en la cotización del peso de segmentos alternativos.

* El índice accionario S&P Merval de la bolsa de Buenos Aires cayó un 0,68%, a 154.108,76 puntos como cierre provisorio ante previstas tomas de ganancias, luego de un inicio alcista y de subir un 8,43% en las anteriores cuatro ruedas.

* El peso interbancario perdió un 0,21%, a 162,45/162,47 unidades por dólar, con la regulación de liquidez impuesta desde el BCRA, entidad que logró absorber unos 5,5 millones de dólares tras acumular en el mes ventas de sus reservas por unos 911 millones hasta el martes, en medio de fuertes controles cambiarios.

* Moody's advirtió que las autoridades podrían incluso congelar los depósitos en pesos, una medida extrema que traería a la memoria las infames restricciones del 'corralito' vigente durante la crisis de 2001 que buscaban evitar una corrida bancaria.

* "Con la cantidad de pesos que hay, el banco central y el Gobierno pueden llegar a la conclusión de que no les queda otra que limitar el acceso", dijo el analista de Moody's, Gabriel Torres, en un seminario web.

* En este marco de incertidumbre, el peso alternativo vía "contado con liquidación" (CCL) cayó firme a 327,8 unidades y el "dólar MEP" a 309,4 unidades, con un mercado paralelo o "blue" que se desplomó a 308 por dólar, mínimo desde julio pasado.

(Reporte de Jorge Otaola; colaboración adicional de Hernán Nessi; Editado por Walter Bianchi)