Deuda argentina se desploma por discrepancias entre Gobierno y FMI por déficit fiscal

·4  min de lectura
Vista general de la fachada del Banco de la Nación de Argentina, en su sede central de Buenos Aires

Por Jorge Otaola

BUENOS AIRES, 6 ene (Reuters) - Los bonos soberanos de Argentina cayeron con fuerza el jueves como respuesta del mercado al ministro de Economía, quien reconoció públicamente que se dificulta alcanzar un acuerdo en con el FMI por una millonaria deuda debido al nivel de déficit fiscal.

El Gobierno sudamericano y el organismo multilateral tienen diferencias para refinanciar unos 45.000 millones de dólares, dijo Martín Guzmán ante gobernadores argentinos en la víspera, al cierre de la plaza financiera doméstico.

El economista Santiago Bulat sostuvo que "el punto en el que Argentina no acuerda con el FMI es en el sendero de reducción del déficit fiscal. El Gobierno plantea llegar a equilibrio fiscal recién en 2027".

"En vista a las importantes diferencias que aún restarían consensuar con el organismo, y la búsqueda de respaldo político interno para reforzar dicha posición, crecen las chances de no alcanzar en tiempo y forma un acuerdo de un plan económico integral en vista a los abultados vencimientos", sintetizó el economista Gustavo Ber.

Argentina debe afrontar en el primer trimestre el pago de unos 4.000 millones de dólares al FMI, para totalizar unos 19.000 millones en el año y otra cifra similar en 2023, al margen de amortizaciones previstas con acreedores privados y ante el Club de París.

Desde el Fondo se "pide una política de ajuste que el Gobierno argentino no está dispuesto a llevar adelante porque compromete al pueblo argentino", afirmó la portavoz de presidencia, Gabriela Cerruti. "Esperamos que se pueda resolver lo antes posible (...) Argentina no va a entrar en default".

Argentina registró en 2020 un déficit primario del 6,5% del PIB debido a un fuerte aumento del gasto durante la pandemia de COVID-19, y tiene previsto bajarlo al 3,3% este año, después de que la economía inició un proceso de recuperación con un crecimiento de alrededor del 10% en 2021.

La controversia se suscita en momentos que la tercera economía más grande de América Latina rompió un nuevo récord de contagios de COVID-19 y se acerca a los 100.000 casos diarios oficiales, mientras enfrenta una tercera ola de la pandemia impulsada por la variante ómicron.

El banco central (BCRA) decidió aumentar su tasa de referencia en dos puntos porcentuales, hasta un 40% anual, y dispuso un rediseño general en los instrumentos de política monetaria para reforzar las condiciones de estabilidad macroeconómica, según un informe oficial.

* La deuda extrabursátil cayó un inusual 1,3 promedio, ante un riesgo país del banco JP.Morgan que trepó 32 unidades, a 1.786 puntos básicos hacia 2000 GMT, aunque de manera intradiario superó las 1.800 unidades para retomar su nivel de inicio de diciembre.

* Por su parte, con altibajos y recorte de volumen, el índice accionario S&P Merval de Buenos Aires apenas se contrajo un 0,11%, a 83.747,84 unidades como cierre provisorio, junto a un reacomodamiento general de los mercados regionales.

* Los activos de plazas emergentes se veían afectados por la minuta de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, que mostró que es posible un alza de tasas más rápido de lo previsto y que también reduzca su tenencia de títulos para controlar la alta inflación.

* Mediante un constante contralor del banco central (BCRA), quien debe lidiar con una aguda faltante de dólares y golpeadas reservas, el peso mayorista argentino cedía un leve 0,09%, a 103,23/103,24 por dólar. La entidad pudo sumar a sus arcas alrededor de 1 millón de dólares en sus intervenciones.

* "Hay más pesos de los que la gente quiere tener. Con esta tasa de inflación (de más del 50%), la gente huye del peso, por lo que el dólar puede seguir subiendo (...) en un contexto de déficit fiscal y más emisión (monetaria)", estimó el economista Enrique Szewach. El alto "nivel del gasto público, se financia con la maquinita (de emitir) del banco central", afirmó.

* La cobertura de posiciones en moneda dura hizo que las plazas cambiarias alternativas también cotizaran en descenso, a preocupantes 216,2 unidades en el "contado con liquidación" (CCL), a 202,8 pesos para el "dólar MEP" y a 208,5 por dólar en el informal ("blue"), dijeron operadores.

* "El Tesoro no puede seguir con este nivel de asistencia por parte del banco central, diciembre fue un desquicio en lo monetario. Deberían bajar el gasto y en el mientras tanto elevar la tasa para financiarse en el mercado de deuda y no con la maquinita (de imprimir billetes)", afirmó el analista Christian Buteler.

(Reporte de Jorge Otaola; Reporte adicional de Hernán Nessi; Editado por Eliana Raszewski)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.