Anuncios

Cuando detuvieron a Facundo en Alemania 2006 por fingir ser vagabundo

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 30 (EL UNIVERSAL).- Facundo, el irreverente conductor de televisión y personalidad de redes sociales, se metió en problemas en Qatar 2022 cuando el conductor de un automóvil llamó a una patrulla con la intención de que lo reprendiera, esto porque el actor se estaba haciendo pasar por un limpiaparabrisas.

Y es que el dueño del vehículo no había brindado su consentimiento para que Facundo incurriera en esta costumbre típica de las calles mexicanas, la cual consiste en llenar con jabón el parabrisas de un automóvil con la intención de recibir a cambio una moneda.

Por fortuna, el incidente no tuvo consecuencias graves, puesto que Faundo no llegó a estar tras las rejas, pero sí provocó que algunos cibernautas recordaran sus despropósitos en otros eventos internacionales, entre ellos, cuando fue detenido durante el mundial de Alemania 2006.

Cuando Facundo era conductor del popular programa de televisión "Incógnito", esto hace 16 años, su fama era tal que el equipo de Televisa Deportes decidió llevarlo a Alemania como parte de la cobertura de la justa mundialista; sin embargo, las cosas no terminaron como esperaban.

Según narraría él mismo más tarde, el equipo estaba grabando "cosas indebidas" en la ciudad de Munich, entre ellas la actuación de un vagabundo; fue por esto que lo detuvo la policía, ya que la vagancia estaría prohibida en Alemania.

"Gente como Changoleón aquí iría a la cárcel; son muy cerrados a seguir las reglas y no se puede grabar en el interior de hoteles porque vas al tambo. Hay que tener cuidado de no grabar la intimidad de la gente", dijo.

Su castigo fue una multa de 280 euros, que entonces equivalían a unos 4 mil pesos mexicanos, los cuales fueron pagados por el productor de televisión Miguel Ángel Fox.

Por otro lado, Facundo se mostró sorprendido en aquel entonces no solo por la prohibición de la vagancia en tierras alemanas, sino también por la forma de beber de los habitantes de dicho país.

"Hicimos una competencia con un alemán para ver quién tomaba más cerveza y después de cuatro litros yo ya no podía más", dijo. "Los alemanes son muy cheleros; no hay ni cómo seguirles el paso".

Facundo ya se había metido en problemas con la policía e incluso había pisado la cárcel.

Por ejemplo, una vez lo detuvieron en la Ciudad de México tras organizar una marcha a favor de las bailarinas exóticas; además, en 2010 ingresó a una cárcel cubana por grabar dentro de dicha isla sin el permiso del gobierno.

No obstante, sus ocurrencias también le han valido el reconocimiento del público, así como cientos de felicitaciones, pues algunos consideran que su ingenio apenas está siendo aprovechado.