Detuvieron a Fabián Tablado, el femicida de las 113 puñaladas

Gabriel Di Nicola
·3  min de lectura

Fabián Tablado, el femicida que en 1996 mató de 113 puñaladas a su novia, Carolina Aló y que en febrero pasado había recuperado la libertad, volvió a ser detenido hoy, después de haber sido denunciando por violar la restricción perimetral que tenía sobre el padre de la víctima. Un fiscal había solicitado que sea apresado por "desobediencia".

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales y policiales. Hoy a las 18, Tablado será indagado por el fiscal Diego Callegari, funcionario a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en violencia de género de Tigre.

La detención de Fabián Tablado, el femicida de las 113 puñaladasFabián Tablado será indagado hoy a la tarde

La detención de Tablado fue ordenada por el juez de Garantías Orlando Díaz, al hacer lugar a un pedido hecho por el fiscal Sebastián Fitipaldi, de la UFI de descentralizada de Rincón de Milberg, en Tigre.

"Pasó a 150 metros de mi domicilio laboral cuando la Justicia le había impuesto una prohibición de acercamiento de 500 metros. Quedó filmado y ahora espero que este chacal vuelva a la cárcel", había dicho a la agencia de noticias Télam el padre de Carolina, Edgardo Aló.

Tablado fue detenido por personal de la Estación de Policía de Tigre, al mando del comisario Luca Borge, en la casa de sus padres.

El hecho fue denunciado por el propio Aló el 11 del mes pasado en la comisaría 1a. de Tigre. Pero, de acuerdo con las constancias, ocurrió el 19 de octubre pasado.

"Fueron los vecinos de Tigre quienes me alertaron que ese día Tablado paseó con sus hijas mellizas por toda la avenida Cazón y las llevó a una heladería. Están los videos y se lo ve cruzando el puente Sacriste que está a 150 metros de mi trabajo, en la Dirección Nacional de Migraciones de Tigre", sostuvo Aló.

El brutal femicidio

Tablado y Aló eran novios y compañeros en la Escuela de Educación Media N°7, de Tigre. Con diferentes excusas, el 27 de mayo de 1996, ambos lograron escaparse de las clases y fueron hasta la casa en la que Tablado, que tenía 20 años, vivía junto a su padre, su madre, dos hermanas y tres hermanos. Antes de cruzar la puerta del colegio, el femicida le dijo a uno de sus amigos que iba a matar a la chica.

Tablado había recuperado la libertad en febrero pasado
Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique García Medina

Tenía un plan, y lo ejecutó -según información judicial a la que accedió LA NACIÓN- en el lapso de una hora: persiguió a la joven por distintos ambientes de la casa; la golpeó con salvajismo y luego la apuñaló hasta quebrar las hojas de tres cuchillos diferentes. Cuando uno se rompía, él buscaba otro.

Finalmente, tomó un formón para tallar madera -Miguel Ángel, su padre, es carpintero- y asestó las últimas estocadas, con las que terminó de arrebatarle la vida a Carolina. La joven intentó defenderse, pero sucumbió ante la violencia y la profundidad de los cortes que había recibido en el tórax y en el cuello.

Estuvo preso casi 24 años, hasta que en febrero pasado salió del penal de Campana. En la cárcel se casó y fue padre de mellizas, niñas hasta las que hace poco no se podía acercar por decisión judicial, ya que al homicidio había sumado una sentencia por amenazas de muerte a su ahora exesposa.

La pena unificada a 26 años y seis meses de prisión fue considerada cumplida el 28 de febrero pasado, al tomarse en cuenta una disminución del encierro por los días que pasó sin condena firme (beneficio obtenido por la abolida ley llamada del 2x1, que computaba doble el tiempo transcurrido sin la confirmación del fallo inicial) y por los estudios cursados en la carrera de Derecho. Tablado ingresó en el sistema penitenciario con 20 años y pocos días después de recuperar la libertad cumplió 44.