El detrás de escena del spot de Alberto Fernández: la filmación en Chapadmalal y el mensaje del Presidente

Fabiola Yáñez, Alberto Fernández y su hijo Francisco
Fabiola Yáñez, Alberto Fernández y su hijo Francisco - Créditos: @Captura

Alberto Fernández filmó varias tomas con el equipo de redes sociales de la Presidencia en la residencia de Chapadmalal, el sábado pasado por la tarde. Con camisa arremangada, jeans y mocasines informales, grabó el “corto”-como lo llamó él- y luego salió a cenar al restaurante Casa Pampa, para hacer vida de “hombre común” junto a con la primera dama, Fabiola Yañez; la ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz y su pareja, el publicista Enrique Albistur.

El nuevo video del Presidente, que tomó por sopresa a más de un funcionario, dura casi tres minutos y mezcla imágenes de anuncios de gobierno con otros logros que no tienen que ver con la gestión de Fernández, como la obtención del Globo de Oro por la película Argentina 1985 o los festejos en el país por la Copa del Mundo de Qatar. “Estamos orgullosos de esta Argentina que habitamos y que construimos cada día. Nos quieren desanimar los mismos que quieren adueñarse de la patria hablando de nuestra historia como un fracaso”, dice la voz en off de Fernández, que se muestra junto con su familia.

Un fiscal pidió que Daniel Scioli enfrente un juicio oral por supuestos actos de corrupción

Pese a la estética y el contenido del mensaje, en la Casa Rosada aseguran que el spot -que cuestiona en durísimos términos a Mauricio Macri y busca instalar que la oposición quiere “desanimar” a los argentinos- no se pensó en clave electoral. “No es inicio de campaña, es inicio de año”, dijo a LA NACION un colaborador oficial.

“Se viene encadenando esta comunicación desde fin de año. Primero con la carta del 1° de enero [la que anunció el pedido de juicio político a la Corte Suprema], después con los discursos en los actos de gestión... Cuando estaba en Chapadmalal, pensó que podía dar un mensaje hablando de lo que había dicho Macri, que fue tremendo y pasó de largo”, acotó otro funcionario muy al tanto del detrás de escena. En el video, el Presidente se indigna al mirar en su celular un fragmento de una entrevista de hace tres meses atrás de su antecesor, en la que el exmandatario habla de los “fracasos” de la sociedad argentina en las últimas décadas.

La idea original era publicar el spot el domingo a la tarde, pero debido a los sucesos que se registraron en Brasilia, el Gobierno prefirió esperar. Ayer, a última hora, se hizo una última edición para agregar imágenes del Globo de Oro que ganó la película Argentina 1985. El guión fue escrito por el propio Presidente junto con la portavoz, Gabriela Cerruti. Tras la salida de varios colaboradores y asesores, la funcionaria quedó en control de todo lo referido a la comunicación presidencial.

Contra el desánimo y el fuego amigo

Alberto Fernández con ministros e intendentes en Chapadmalal
Alberto Fernández con ministros e intendentes en Chapadmalal

Quienes conversaron con Fernández en las últimas horas aseguran que el jefe de Estado está obsesionado con “poner en valor” su gestión y rebatir los diagnósticos adversos sobre la economía argentina y la situación social. “Alberto tiene en la cabeza que hay que dejar de decir que estamos mal y cree que hay que hablar de futuro. Dice que, si baja la inflación, el país tiene muchas oportunidades para crecer y el peronismo puede estar competitivo”, dijo un interlocutor del Presidente de los últimos días.

Algo de eso le transmitió a los 17 intendentes bonaerenses que lo visitaron el jueves en la quinta de Chapadmalal. Les pidió defender al Gobierno y “que no se compren el discurso de que todo está mal”.

“Somos el país que más creció después de China y vamos a crecer más que el resto de América Latina. Solo la locura mediática y de la oposición llenándole la cabeza a la gente hace que esto no se vea”, insistió un ladero de Fernández tras la difusión del spot.

El otro comentario que repite Fernández en sus conversaciones políticas es que hay que terminar con el “fuego amigo” y mantener al peronismo unido para que el Frente de Todos esté competitivo en los comicios de este año. Además, insiste con las PASO como mecanismo para preservar la unidad durante el cierre de listas, en detrimento de la “lapicera” de Cristina Kirchner que lo entronizó en 2019.

Los testigos del almuerzo que el Presidente mantuvo con los intendentes el pasado jueves cuentan que Axel Kicillof -que volvió a acercarse al jefe de Estado después de varios meses de frialdad- advirtió: “Si gana Macri va a venir por todos nosotros”. El gobernador le pasó la palabra a Fernández, que fue el último en hablar. Acto seguido, el Presidente ironizó: “Démosle la posibilidad a Macri de que venga a buscarnos, no nos matemos antes entre nosotros”.

Parece difícil preservar la paz en el Frente de Todos. Pese al acercamiento con el gobernador bonaerense, el quiebre de Fernández con La Cámpora es irrecuperable. El mismo jueves, antes del almuerzo, Fernández había compartido un anuncio oficial en Mar del Plata con Tolosa Paz y con la titular de la Anses, Fernanda Raverta, cuadro relevante de la agrupación de Máximo Kirchner. La funcionaria resaltó las bondades de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner y no mencionó a la gestión actual. “Lo ignoró por completo a Alberto”, dijo uno de los testigos del acto. La camporista no fue invitada a la residencia de Chapadmalal esa misma tarde.