¿Qué hay detrás de las enmiendas propuestas a los estatutos de Miami-Dade sobre el puerto, el aeropuerto y los juramentos?

Daniel A. Varela/dvarela@miamiherald.com

Dos temas en la boleta del 8 de noviembre alterarían los estatutos del Condado Miami-Dade para fortalecer las defensas legales del condado de su autonomía de gobierno local contra algunas acciones del estado.

Uno de los puntos ampliaría el juramento del alcalde y de los comisionados para añadir una disposición de lealtad a los propios estatutos, exigiendo a los titulares que juren que “apoyarán, protegerán y defenderán” el documento de gobierno de Miami-Dade.

El otro punto requeriría un referendo antes que Miami-Dade pudiera entregar el Aeropuerto Internacional de Miami, PortMiami o ciertas carreteras de peaje a otro gobierno.

Ambas propuestas de enmiendas a los estatutos se derivan de la tensión entre los titulares de cargos de Miami-Dade y los legisladores de la Florida sobre la capacidad de la Legislatura para modificar cómo se gobiernan algunos activos importantes en el condado.

En 2019, la Legislatura aprobó una ley que disolvió la junta de peaje controlada por el condado que supervisaba la Dolphin Expressway y otras cuatro carreteras de peaje a favor de una nueva dependencia de peaje con controles estatales. Miami-Dade presentó una demanda, calificando la ley de una violación de los estatutos de “autonomía” del condado que forma parte de la Constitución estatal.

La actual junta de peaje, la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade, sigue en pie mientras prosigue la lucha judicial. Junto con el puerto y el aeropuerto del condado, la enmienda a los estatutos requeriría un referendo antes de que Miami-Dade pudiera entregar la MDX al estado.

“Es una medida preventiva para asegurar que no haya una influencia indebida del estado”, dijo Madison Berndt, presidenta de la Liga de Mujeres Votantes de Miami-Dade, que apoya los puntos incluidos en la boleta electoral.