Detienen a saudí tras apuñalar a guarda en consulado francés

JON GAMBRELL
·2  min de lectura

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Un hombre saudí apuñaló y causó heridas leves a un guardia en el consulado francés en la ciudad de Yidda el jueves, dijeron las autoridades. Francia pidió a sus ciudadanos en el reino que estén en “alerta máxima”.

La agencia noticiosa Saudi Press no informó de inmediato sobre el motivo del ataque ocurrido en la ciudad portuaria del Mar Rojo. El incidente se produjo sin embargo en un momento de elevada tensión luego de que un agresor decapitó a un maestro de secundaria francés que mostró caricaturas del profeta Mahoma en una clase sobre libertad de expresión. Esos dibujos habían sido publicados por Charlie Hebdo y citados por los pistoleros que balearon a los asistentes a una reunión editorial de la revista satírica en 2015.

Las fuerzas especiales para la seguridad diplomática pudieron arrestar al autor del ataque, un hombre de unos 40 años que “utilizó una herramienta afilada”, dijo Saudi Press citando al vocero de la policía, el major Mohammed al-Ghamdi. El guardia fue trasladado a un hospital para ser atendido de sus lesiones, añadió.

El reporte no ofreció más datos sobre lo ocurrido. Un comunicado publicado por la embajada de Francia en la capital del reino, Riad, repitió los detalles de la información de la agencia, añadiendo que la misión diplomática condenó el “injustificado” ataque.

“Pedimos a nuestros compatriotas en Arabia Saudí que estén en alerta máxima", agregó la nota.

Por otra parte, las autoridades francesas dijeron el jueves que un hombre armado con un cuchillo mató a tres personas en una iglesia de la ciudad de Niza.

No estuvo claro de inmediato si ese incidente o el de Yidda estaban relacionados con la polémica sobre las viñetas, que ha generado protestas en todo el mundo musulmán, incluyendo llamados a boicotear productos franceses.

En Arabia Saudí, donde están varios de los sitios más sagrados del Islam, las críticas a Francia han sido mucho más calmadas. El Ministerio de Exteriores dijo que el reino “rechaza cualquier intento de vincular islam y terrorismo, y denuncia las caricaturas ofensivas del profeta”.

Los clérigos saudíes también condenaron los dibujos, pero citaron la “misericordia, justicia y tolerancia" del profeta. Otro destacado jeque pidió a los musulmanes que no reaccionen de forma exagerada.

Entre 2003 y 2007, insurgentes vinculados a Al Qaeda perpetraron ataques en suelo saudí con el objetivo de desestabilizar a la monarquía aliada de Occidente, incluyendo letales atentados contra complejos residenciales donde residían extranjeros. El grupo extremista Estado Islámico llevó a cabo acciones similares.

Las legaciones diplomáticas han sido también objeto de ataques en el pasado. En 2004, un asalto armado al consulado de Estados Unidos en Yidda, atribuido a Al Qaeda, se cobró la vida de cinco empleados. En 2016, un suicida se inmoló cerca del mismo consulado hiriendo a dos guardias.