Demandan por prohibición migratoria que separaría a familias "por décadas"

Agencia EFE

Miami, 28 may (EFE News).- La Asociación de Abogados de Inmigración (AILA) y otros grupos interpusieron este jueves una demanda para proteger a estadounidenses de una posible separación de sus hijos y familiares "por décadas" a causa de la prohibición temporal de la inmigración legal firmada por Trump en abril.

Los demandantes, interpuesta también entre otros a Justice Action Center (JAC) e Innovation Law Lab, solicita que el Distrito de Columbia "proteja a estas familias del daño causado por la prohibición de visas inmigrantes" establecida en el marco de la pandemia del coronavirus.

Alegan que la prohibición "obligará a muchos niños a retroceder años, incluso décadas, en su proceso de solicitud de visa" si cumplen 21 años y "pierden su capacidad de inmigrar inmediatamente a Estados Unidos, mientras la prohibición está vigente".

La prohibición "es un intento ilegal de alterar un sistema que juega un papel vital en la salud y el bienestar de las familias y comunidades de todo el país", señalan los demandantes, que ponen de manifiesto el "impacto devastador en los niños" que perderán su oportunidad de emigrar a Estados Unidos antes de los 21 años.

"Si la prohibición sigue vigente, estos hijos e hijas de residentes legales permanentes y padres ciudadanos de Estados Unidos podrían tener que esperar años, o incluso décadas, antes de emigrar" al país, resaltaron.

La demanda se ha interpuesto a nombre de varios ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes, entre ellos Domingo Arreguín Gómez, con más de 30 años en el país y que con su esposa iban a "pedir" a su hijastra Alondra desde México.

"Ahora ella corre el riesgo inminente de perder su lugar en la fila de visas porque cumplirá 21 en junio", señalan los demandantes en un comunicado en el que resaltan que después de esa edad Alondra entrará a "una nueva categoría de visa sujeta a un atraso de décadas, lo que significa que Domingo y su esposa podrían no poder reunirse con ella en Estados Unidos".

"La prohibición ha estado vigente durante más de un mes, y la administración aún no ha intentado solucionarla. Simplemente muestra que no tienen corazón y que no les importan los ciudadanos estadounidenses y los residentes legales permanentes que solo quieren estar con sus familias y mantenerlos a salvo durante una pandemia global", dijo la abogada del Justice Action Center Esther Sung.

(c) Agencia EFE