Detienen a productores de ‘narcocorridos’ en EE.UU. y son ligados a cárteles de la droga

·2  min de lectura

El recién pasado martes, Ángel del Villar, director ejecutivo de Del Records; y Luca Scalisi, de West Hollywood y director financiero de Del Records; fueron arrestados en Los Ángeles, California, y acusados de “conspirar para realizar transacciones en propiedad de narcotraficantes”, según informaron autoridades estadounidenses.

De acuerdo con un comunicado emitido por el Departamento de Justicia de EE.UU., agentes del FBI (Buró Federal de Investigaciones, por sus siglas en inglés) aprehendieron a los productores de ‘narcocorridos’ y música regional mexicana, luego de “realizar negocios con un promotor de conciertos con sede en Guadalajara vinculado a los cárteles mexicanos de la droga”.

Según la misiva de la dependencia, Del Villar y Scalisi habrían conspirado “para violar la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeras del Narcotráfico”, también conocida como la Ley Kingpin.

En la denuncia hay un tercer implicado, de nombre Jesús Pérez Alvear, originario de la ciudad mexicana de Cuernavaca, en Morelos. Se trata de un promotor musical que controla la empresa Gallística Diamante o Ticket Premier, en el país azteca. De acuerdo con el Departamento de Justicia de EE.UU., esta corporación promovió conciertos en México para Del Entertainment hasta marzo de 2019.

El comunicado de prensa detalla que Gallística Diamante figura como “narcotraficantes especialmente designados”, por lo que personas, empresas o entidades en EE.UU., están imposibilitados a realizar negocios con ellos.

Cabe mencionar que los hombres dedicados a la industria del entretenimiento se presentaron al Tribunal de Distrito de EE.UU. en el centro de Los Ángeles y, para su liberación, se les solicitó una fianza de 100.00 dólares, en el caso de Ángel del Villar; y una de 35.000 dólares, para Luca Scalisi.

La lectura de cargos está programada para el próximo 20 de julio y, en caso de que las autoridades consideren que los productores musicales violaron la Ley Kingpin, enfrentarían una sentencia máxima legal de hasta 30 años en prisión federal. En el caso de Pérez Alvear, quien es buscado por la justicia estadounidense, podría enfrentar una pena de hasta 10 años.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.