Anuncios

Detienen a tres personas en el norte de México por el asesinato de un fotoperiodista

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Las autoridades mexicanas detuvieron a tres jóvenes por su presunta vinculación con el asesinato del fotoperiodista Ismael Villagómez, que se convirtió el jueves en otra de las víctimas de la creciente violencia que padece México de la que no han escapado los comunicadores.

La Fiscalía General del estado norteño de Chihuahua anunció el viernes que fueron arrestados en la entidad tres hombres de 20, 22 y 23 años, por su probable participación en el homicidio de Villagómez, ocurrido la madrugada del jueves en una calle de la localidad fronteriza de Ciudad Juárez.

A dos de los detenidos les incautaron dos teléfonos móviles que eran propiedad del fotoperiodista, mientras que al tercero le decomisaron un arma corta y dos envoltorios de plástico que contenían presunta cocaína, informó la Fiscalía.

El cuerpo de Villagómez, quien laboraba como fotógrafo para el diario local el Heraldo de Juárez, fue hallado por policías municipales dentro su automóvil que operaba también para la plataforma de taxis inDrive.

El fotoperiodista recibió un impacto de bala por la nuca que tuvo orificio de salida por el ojo izquierdo, según un reporte policial.

Hasta el momento la fiscalía estatal no ha informado si el homicidio de Villagómez tuvo que ver con su labor periodística o por su trabajado como taxista. El fotoperiodista se convirtió en el quinto comunicador asesinado en lo que va del año en México.

A fines de septiembre fue asesinado a balazos en la localidad norteña de San Luis Río Colorado, estado de Sonora, Jesús Gutiérrez Vergara, director del portal Notiface Prensa Digital, en medio de un ataque armado a policías municipales.

El periodista Nelson Matus, director del portal Lo Real de Guerrero, murió a mediados de julio tras ser tiroteado a las afueras de Acapulco, en el suroeste de México. Una semana antes se reportó el asesinato de Luis Sánchez, corresponsal del diario local La Jornada, en el estado noroccidental de Nayarit.

En febrero, el fotoperiodista José Ramiro Araujo fue asesinado a cuchillazos y golpes en el estado norteño de Baja California, fronterizo con Estados Unidos.

Quince periodistas fueron asesinados en 2022, que fue considerado el año más mortífero para la prensa mexicana en al menos tres décadas.