Detienen a partidarios de Navalny frente a colonia penal

DARIA LITVINOVA
·2  min de lectura
Policías rusos detienen a la líder del gremio Alianza de Doctores Anastasia Vasilyeva frente a la colonia penal IK-2, en la región de Vladimir, 85 kilómetros (53 millas) al oriente de Moscú, el martes 6 de abril de 2021. Partidarios del líder opositor ruso Alexei Navalny fueron detenidos frente a la colonia penal en la que el prominente crítico del Kremlin cumple una sentencia de prisión. (AP Foto/Pavel Golovkin)

MOSCÚ (AP) — Partidarios del líder opositor ruso Alexei Navalny fueron detenidos el martes frente a una colonia penal al este de Moscú en la que el prominente crítico del Kremlin cumple una sentencia de prisión.

Navalny ha estado en huelga de hambre durante casi una semana para protestar contra lo que llama la inacción de las autoridades para proveerle tratamiento para dolores en la espalda y las piernas.

Médicos del sindicato Alianza de Doctores, respaldado por Navalny, y partidarios del activista se congregaron delante de la prisión. El médico de Navalny y la líder sindical doctora Anastasia Vasilyeva trataron de ingresar para reunirse con funcionarios del penal o hablar con los médicos de la prisión, pero fueron rechazados.

La policía local dijo que detuvo a nueve personas que supuestamente “alteraron el orden público”. Entre los detenidos estaban Vasilyeva y un equipo de la emisora estadounidense CNN. Vasilyeva y los periodistas quedaron rápidamente en libertad, pero miembros del sindicato seguían detenidos.

Navalny, de 44 años, es el mayor crítico del presidente Vladimir Putin dentro de Rusia. Fue arrestado en enero tras regresar a Moscú desde Alemania, donde pasó cinco meses recuperándose de un envenenamiento con una neurotoxina que él atribuye al Kremlin. Las autoridades rusas han rechazado la acusación.

Un tribunal ruso condenó a Navalny a dos años y medio de prisión por violar los términos de su libertad condicional, incluso cuando convalecía en Alemania, derivada de una causa por desfalco en 2014. Navalny dice que ese fallo es una farsa y la Corte de Derechos Humanos de Europa concluyó que es “arbitrario y claramente no razonable”.

Las autoridades transfirieron a Navalny el mes pasado de una cárcel en Moscú a la colonia penal IK-2 en la región de Vladimir, 85 kilómetros (53 millas) al este de la capital. La instalación en la ciudad de Pokrov es notoria por sus rutinas especialmente estrictas para los reclusos, que incluyen mantenerlos parados en posición de firmes durante horas.