Detienen a un expresidente del Parlamento kosovar por crímenes guerra

Agencia EFE
·2  min de lectura

Belgrado, 4 nov (EFE).- La policía de la misión europea en Kosovo (EULEX) detuvo este miércoles en Pristina a Jakup Krasniqi, en el pasado portavoz de la guerrilla del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK) y expresidente del Parlamento kosovar, por acusaciones de crímenes de guerra.

La detención se produjo por orden del Tribunal Especial para Kosovo (TEK), con sede en La Haya, creado para juzgar crímenes de guerra cometidos en ese territorio, informaron medios kosovares.

El TEK se creó para juzgar a los responsables de crímenes de guerra y de lesa humanidad presuntamente cometidos por miembros de la antigua guerrilla albanokosovar entre 1998 y 2000, durante el conflicto con las fuerzas de seguridad serbias.

La emisora pública kosovar RTK indicó en su web que Krasniqi, antiguo presidente del Parlamento de Kosovo, fue detenido después de un registro de varias horas en su casa en Pristina por parte de agentes armados.

El abogado de Krasniqi, Valon Hasani, declaró a la prensa kosovar que su cliente "ha viajado a La Haya (sede del TEK), y comparecerá pronto ante el tribunal", pero no ha podido precisar qué cargos se le imputan.

El excomandante guerrillero Salih Mustafa fue el primer acusado del TEK, y declaró ante el tribunal en octubre pasado.

Aunque el TEK se rige por la ley kosovar, está formado por magistrados internacionales y su sede está en La Haya para garantizar la neutralidad del juicio de los exguerrilleros, considerados héroes en Kosovo, así como para dar una mayor protección a los testigos.

La Fiscalía acusó en junio pasado al presidente kosovar, Hashim Thaci, y al líder de su partido (PDK), Kadri Veseli, de crímenes de guerra y lesa humanidad, pero un juez de instrucción de la corte aún debe revisar la acusación y decidir si confirma los cargos.

El ex primer ministro de Kosovo Ramush Haradinaj escribió en su Facebook que la operación policial de EULEX "no estaba en consonancia con los estándares democráticos" y "representaba un ejercicio de fuerza desproporcionada que no respetaba la dignidad humana".

Haradinaj también dijo que "la guerra del UCK fue limpia" y creía en la inocencia de Krasniqi.

Kosovo declaró su independencia de Serbia de forma unilateral en 2008 y alrededor de un centenar de países han reconocido su soberanía, entre ellos EEUU y la mayoría de países de la Unión Europea, pero no por otros Estados, como China, Rusia o España.

(c) Agencia EFE