Detienen en Colorado a excandidato republicano por extorsionar a inmigrantes

Agencia EFE
·3  min de lectura

Denver (CO), 14 abr (EFE News).- Un excandidato republicano al Senado federal se presentó este miércoles ante un juez en el oeste de Colorado para responder a cargos en su contra luego de haber sido arrestado un día antes por extorsión criminal, intimidación étnica, acoso y amenazas contra inmigrantes latinos.

Según la información difundida por el Departamento de Policía de Colorado Springs, Mark H. Aspiri, de 52 años y candidato al Congreso en 2014 (fue derrotado por el actual senador Cory Gardner), habría confesado que desde el año pasado “frecuentemente” presionó a inmigrantes a pagarle para no denunciarlos antes las autoridades federales de inmigración.

De hecho, Aspiri habría dicho que el ilícito, denunciado por primera vez en diciembre de 2020, le habría significado “miles de dólares” para él.

Sin embargo, el caso recién comenzó a ser investigado por la policía local cuando un hombre hispano (cuya identidad no se reveló) se comunicó con la policía de Glenwood Springs para denunciar que era víctima de extorsión por su situación migratoria y que el victimario (Aspiri) le pedía 1.200 dólares.

En un comunicado, Joseph Deras, jefe de policía de Glenwood Springs, indicó que el hispano presentó la denuncia “por estar muy asustado” debido a las amenazas de Aspiri, quien se presentó como “alguien influyente en la comunidad”, incluso afirmando que “terminaría con la carrera” de los policías que se involucrasen en el caso.

“Él (Aspiri) le dijo a la víctima que si la policía llegase a ser ‘un problema’, él haría algunas llamadas para que despidiesen a los oficiales. La víctima se asustó tanto que cambió su postura de no pagar y le pagó 500 dólares a Aspiri”, dice el comunicado.

Según la Oficina del Censo, en el condado Garfield, donde está Glenwood Springs, residen unas 60.000 personas, de las que 17.000 son de origen hispano, con unos 8.700 inmigrantes.

“Este caso es particularmente preocupante porque parece que la víctima fue elegida por su situación migratoria. Existen indicaciones de que el sospechoso tiene conexiones políticas y también una historia en política que usó para sugerir que tenía influencia sobre las carreras de los oficiales de policía”, expresó Deras.

Debido a que las investigaciones iniciales dejaron el claro que hay otras víctimas, el jefe policial pidió que todas las personas afectadas, sin importar su estatus migratorio o que no hablen inglés, hagan las denuncias correspondientes. Además, pidió que todos los inmigrantes acudan a la policía si son víctimas de crímenes.

La legislatura de Colorado está debatiendo 14 proyectos de ley de protección de inmigrantes, cuatro de ellos enfocados precisamente en criminalizar la extorsión contra personas solo por carecer de presencia legal en el país.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) incluye el chantaje y la extorsión entre los crímenes que, si las víctimas fuesen inmigrantes, les permitiría recibir la Visa U (residencia legal no permanente), aunque solo el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) tiene autoridad de aprobar esa visa.

Por su parte, un reciente reporte de la Oficina Regional de Migrantes de las Naciones Unidas para América Central y América del Norte advierte que la pandemia de covid-19 provocó un aumento de los casos de extorsión, amenazas e intimidación contra inmigrantes latinos, especialmente en la zona fronteriza con México.

(c) Agencia EFE