Detienen en Brasil a Rocco Morabito, uno de los capos mafiosos más buscados de Italia

·3  min de lectura
Foto de archivo del 5 de septiembre de 2017 difundida por el Ministerio del Interior de Uruguay que muestra al italiano Rocco Morabito
Agencia AFP

ROMA.- En un nuevo golpe a la ‘Ndrangheta, la poderosísima mafia calabresa, fue arrestado ayer en Brasil Rocco Morabito, el segundo fugitivo más buscado de Italia después de Matteo Messina Denaro, el inhallable supercapo de la Cosa Nostra Siciliana (ambos en las lista de las diez personas más peligrosas del mundo).

Apodado “u’tamunga” y considerado el “rey de la cocaína” desde la década de 1990, cuando en Milán manejaba el tráfico de estupefacientes desde Sudamérica, Morabito fue arrestado en la localidad de João Pessoa, Brasil, gracias a una operación conjunta del comando antimafia de los carabineros italianos, el FBI, la DEA y la policía federal brasileña.

Con los contagios en caída, EE.UU. avanza al verano con la confianza de que ya controló la pandemia

De 54 años, amante del lujo y con un vida rocambolesca, el superboss fue detenido junto a otro criminal de origen calabresa, Vincenzo Pasquini, su mano derecha.

Punto de referencia de los carteles narco sudamericanos y con muchos contactos, Morabito en 2019 había logrado evadir de una cárcel de Montevideo, Uruguay, donde pasó dos años, corrompiendo algunos guardias y construyendo un túnel, días antes de ser extraditado a Italia.

Desde 1994, en efecto, pesa sobre sus espaldas una condena a 30 años de cárcel por asociación de tipo mafioso y tráfico internacional de drogas, que probablemente ahora pasará a cumplir. Como en una película hace más de 25 años decidió dejar Italia e hizo desaparecer sus huellas en América latina, primero escondiéndose en Brasil junto a su histórica pareja, Paula María de Olivera Correia, angoleña naturalizada y luego, en Uruguay.

Amante del lujo, entonces vivía en Punta del Este, utilizando un pasaporte falso brasileño con el nombre de Francisco Antonio Capeletto Souza. Residía en una mansión con pileta del exclusivo barrio de Beverly Hills, haciéndose pasar por un empresario dedicado al import-export de soja.

La aviación mundial, en alerta tras el “secuestro” del vuelo de Ryanair por Belarús

Como recordó el diario Il Mattino, después de 23 años fugitivo, Morabito fue capturado en Montevideo en septiembre de 2017, luego de cometer el error de inscribir a su hija en la escuela con su verdadero nombre. Pero logró evadirse de la cárcel Central de Montevideo el 24 de junio de 2019 cavando un túnel junto a otros tres detenidos, gracias también a la ayuda de miembros del clan de los Bellocco, residente entre la Argentina y Uruguay.

Por esta fuga fueron investigados 15 agentes carcelarios y, un año más tarde, fue arrestado en la Argentina Ferdinando Sarago, también miembro de la ‘Ndrangheta. Como recordó el Corriere della Sera, según autoridades judiciales Sarago fue la persona que introdujo en la cárcel uruguaya la suma de 50.000 euros que sirvió para corromper a los agentes. Antes, este sujeto participó en una reunión en un restaurante de Puerto Madero, junto a otro calabrés, Carmelo Aglioti, que días antes había hablado con el hermano de Morabito.

Ficha de información de Rocco Morabito del Ministerio del Interior italiano
Ficha de información de Rocco Morabito del Ministerio del Interior italiano


Ficha de información de Rocco Morabito del Ministerio del Interior italiano

Con muchos contactos en toda América Latina, luego de su increíble huida de la cárcel de Montevideo, el super-capo nuevamente se esfumó en la nada. Pero los carabineros, como en una película, lo siguieron rastreando en toda América latina. Y, gracias a la colaboración internacional, volvieron a dar con él, esta vez en un hotel de Joao Pessoa, capital del Estado de Paraiba, en el norte de Brasil. La noticia del arresto de la segunda persona más buscada del país tuvo gran repercusión en Italia.

Nacido en Africo, provincia de Reggio Calabria, “u’tamunga” es primo de otro famoso capo histórico de la temible ‘Ndrangheta, Giuseppe Morabito, que fue arrestado en 2014 después de estar prófugo 12 años.