Detienen en Bolivia a exviceministro por préstamo del FMI

·2  min de lectura

LA PAZ (AP) — Un exfuncionario boliviano fue detenido el martes cuando pretendía salir del país y ahora deberá responder ante la justicia por un préstamo del Fondo Monetario Internacional que la administración del presidente Luis Arce se negó a usar y devolvió.

Carlos Schlink, exviceministro del Tesoro y Crédito Público, comparecerá ante un juez que podría ordenar su detención preventiva en un penal. “Estamos en fase de investigación ante una denuncia del Banco Central de Bolivia”, explicó el fiscal Manuel Saavedra.

Por el caso también son investigados tres exministros de Economía durante la presidencia interina de Jeanine Áñez (2019-2020), actualmente detenida en un penal acusada de sedición por los hechos de 2019 que dieron lugar a la renuncia del entonces presidente Evo Morales tras unas fallidas elecciones denunciadas de fraudulentas.

Áñez acordó un préstamo del FMI por 327 millones de dólares para atender la emergencia sanitaria pero tras asumir en noviembre del año pasado Arce devolvió el dinero y anuló el préstamo alegando que estaba condicionado a la aplicación de medidas “fiscales, financieras, cambiarias y monetarias”. Sin embargo, en una carta aclaratoria a la Asamblea Legislativa de Bolivia el FMI dijo que el préstamo no tenía condicionamientos.

Cuando se abrió el caso en mayo el ministro de Justicia, Iván Lima, denunció un supuesto daño económico por costos que implicó la devolución del empréstito. La abogada de Schlink, Audalia Zurita, explicó que su cliente “no participó en la firma de préstamos”.

La oposición política, que es minoritaria en el Legislativo, ha calificado la detención de Áñez y de una veintena de exministros y funcionarios de su gobierno actualmente procesados de “persecución judicial”.

Lima dijo que se investigan supuestos delitos del gobierno transitorio, entre ellos un presunto “golpe de Estado” contra Morales.

A pesar de la transición tras la crisis política de fines de 2019, la confrontación entre el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) y la fragmentada oposición, no ha cesado. Las investigaciones y juicios contra Morales y varios de sus excolaboradores -entre ellas por presunto fraude electoral- fueron descartados por supuesta falta de pruebas.

Áñez también procesó a funcionarios de Morales cuando estuvo en el gobierno. La organización Human Rights Watch denunció varias veces el uso de la justicia en Bolivia con fines políticos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.