Detienen a 3 custodios por el caso de Miranda Cardoso

·2  min de lectura

TOLUCA, Méx., noviembre 19 (EL UNIVERSAL).- Tres custodios del penal de Santiaguito de Almoloya de Juárez fueron detenidos por policías, informaron autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, en una investigación por la muerte de un interno.

Arturo de 56 años de edad, fue detenido tras el homicidio del notario público Luis Miranda Cardoso, de quien fue empleado por mucho tiempo y era investigado por su presunta participación en el robo del expolítico mexiquense.

La víctima apareció colgado, en un aparente suicidio, dentro del área conocida como "imaginaria", en el interior de dicho centro penitenciario el 17 de agosto pasado, alrededor de las 22:30 horas, recordaron autoridades de la fiscalía.

"El cuerpo se halló colgado del barrote de una ventana, mediante un pantalón atado al cuello del sujeto. En el lugar se realizaron las diligencias periciales referentes a criminalística, fotografía y se llevó a cabo el levantamiento y el trasladado a las instalaciones de la Coordinación General de Servicios Periciales (CGSP) de esta Institución", indicaron fuentes oficiales de la FGJEM.

Una vez que el cuerpo fue analizado por especialistas en medicina forense de la Fiscalía Estatal, fue posible determinar que Arturo presentaba diversas lesiones recientes, entre ellas un traumatismo craneoencefálico severo, mismo que fue identificado como la causa de muerte.

Con estos datos de prueba fue iniciada una indagatoria por el delito de homicidio doloso, en la cual la FGJEM contó con el apoyo y respaldo de la Secretaría de Seguridad Estatal, dependencia que aportó información relevante, así como acceso a todos los indicios de prueba posibles, mismos que fueron integrados a la carpeta de investigación respectiva, dieron a conocer autoridades.

Con los datos recabados el Ministerio Público solicitó a un juez librar las órdenes de aprehensión contra de tres custodios, identificados como Camilo, Juan Manuel y Raúl, quienes trabajaban en el Centro Penitenciario y habrían tenido contacto con la víctima.

Los detenidos fueron presentados ante un juez, que habrá de determinar su situación legal, sin embargo, estas personas deben ser consideradas inocentes, hasta que sea dictada una sentencia condenatoria en su contra, puntualizaron autoridades de la FGJEM.