Detenidos varios jugadores de fútbol iraníes tras asistir el sábado a una fiesta mixta

El fiscal Morteza Tahmasabi de la ciudad de Damavand ha anunciado este domingo que la Policía iraní detuvo el sábado por la noche a varios jugadores de fútbol que asistieron a una fiesta mixta en la ciudad, a 74 kilómetros al este de Teherán, la capital de Irán.

En un breve comunicado recogido por la agencia de noticias Mehr, el fiscal ha anunciado que presentará cargos contra las personas que asistieron a la fiesta, de las que por el momento se desconoce su identidad y número, así como los detalles de sus arrestos.

Estos arrestos se producen en el marco de las protestas que han estallado en Irán a raíz de la muerte de la joven Mahsa Amini, unas manifestaciones que también se han trasladado a la escena deportiva iraní, con el reciente caso del jugador de fútbol Amir Nasr Azadani.

El exjugador del Rah-Ahan, el Tractor y el Gol-e Rayhan, de 26 años, fue acusado por el régimen iraní de un delito llamado ‘moharebeh’, es decir, ‘enemistad con Dios’. Este delito conlleva la ejecución en la horca, una pena que ya sufrieron el joven Mohsen Shekari y el luchador Majid Reza Rahnavard, ahorcado en público en Mashad por las mismas acusaciones que Amir Nasr-Azadani, tras un juicio sin garantías.

TE PUEDE INTERESAR