Detenidos por desaparición en Celaya son vinculados a proceso

·3  min de lectura

SALVATIERRA, Gto., marzo 30 (EL UNIVERSAL).- Los seis hombres detenidos por el secuestro y asesinato de seis mujeres en Celaya fueron vinculados a proceso penal, pero por el homicidio de dos policías municipales de Tarimoro, a quienes sorprendieron dentro de su domicilio el 9 de marzo pasado, en aquella demarcación.

Sigue sin determinarse la situación jurídica de los cinco individuos de Tamaulipas y uno de Honduras señalados por el fiscal estatal Carlos Zamarripa como responsables de la privación de la libertad de las seis mujeres desaparecidas el 7 de marzo en el camino a San José de Guanajuato en Celaya.

Los imputados son Jesús Daniel, Juan Carlos, Edgar, Armando Daniel, Edson y Jostin Deyvison quienes se encuentran recluidos en el Cereso de Celaya.

Después del 16 de marzo que el fiscal anunció su detención, fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República por la portación de armas de fuego y droga, pero fueron liberados por un juez federal, y nuevamente detenidos por la FGE por el delito de homicidio.

Se esperaba que este día se dictara o no el auto de vinculación a proceso penal a los cinco detenidos por la desaparición forzada de las seis mujeres, y homicidio de cinco de ellas encontradas calcinadas en una fosa de la comunidad Rincón de Centeno en Juventino Rosas, lo que no ocurrió.

La Fiscalía General del Estado les imputó el delito de homicidio de una mujer y un hombre que pertenecían a la Policía municipal de Tarimoro, de nombres Emmanuel y María Guadalupe, que integraban un matrimonio.

Los presuntos homicidas entraron a la casa de la pareja de policías, en la colonia El Cuervo, cuando uno de los oficiales se preparaba para trasladarse a la base se seguridad y el otro se encontraba en su día de descanso.

Un juez de control encontró que el Ministerio Público aportó datos de prueba suficientes para vincularlos a proceso penal por el homicidio de los dos servidores público, estableció un plazo de dos meses para investigación complementaria y les impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa.

En un comunicado, la fiscalía estatal explicó que los seis sujetos integraban una célula criminal relacionada a diversos crímenes de alto impacto, sucedidos en los últimos días en la zona Laja Bajío.

La Unidad de Homicidios dio seguimiento a la investigación que inició por estos hechos, durante el curso de las indagatorias fue posible acreditar con estudios balísticos, análisis de información, entre otros elementos de prueba, la probable responsabilidad de los imputados en el crimen de los policías.

La Fiscalía General del Estado continúa integrando las carpetas de investigación, correspondientes a otros hechos delictivos en los que pudieran estar relacionados estos sujetos.

En Guanajuato capital, el alcalde Alejandro Navarro informó que la FGE tiene detenidos a los responsables del asesinato del subsecretario de Seguridad municipal, Alejandro Camacho.

El pasado 17 de marzo, el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Carlos Zamarripa Aguirre informó que las mujeres desaparecidas en Celaya fueron calcinadas por una célula criminal proveniente del estado de Tamaulipas, integrada por seis hombres, uno de ellos de nacionalidad hondureña, que estaban al servicio de un grupo delictivo local.

"Se pudo establecer que los integrantes de esta célula criminal fueron quienes trasladaron a las seis jóvenes a Juventino Rosas, a un lugar donde a la postre las privaron de la vida", explicó el abogado del estado en rueda de prensa.

Las seis mujeres iban juntas hacia la comunidad San José de Guanajuato, de Celaya, el 7 de marzo pasado, y en la glorieta que está muy cerca de ahí las interceptan los criminales, describió Zamarripa. Ellas son: Yoselin Daniela Zamorano Macías, de 20 años; Mariana Gutiérrez Guzmán, de 19 años; Sandra Daniela Paredes González, de 24 años; Paulina Berenice Reséndiz Martínez, de 25 años; Gabriela Barbosa Ruiz, de 48 años; y Rosa María Ramírez Ayala, de 42 años.