Detenidos dos hombres por ayudar a un amigo a punto de ser desahuciado a suicidarse

M. J. Arias
·3  min de lectura

Dos vecinos de Oviedo (Asturias) han sido detenidos acusados de haber supuestamente ayudado a un tercero, amigo suyo en una situación complicada, a suicidarse proporcionándole los medios. Los hechos se remontan a hace más de un año, cuando en 29 de septiembre de 2019 los agentes acudieron a una llamada de emergencias hecha por un vecino y al acudir al lugar se encontraron con el cuerpo de un hombre con una herida de bala en la cabeza y olor a humo procedente de una vivienda cercana, según ha publicado La voz de Asturias.

Uno de los detenidos es el dueño de la escopeta usada. El otro sería quien se la habría entregado. (Foto: Getty Images)
Uno de los detenidos es el dueño de la escopeta usada. El otro sería quien se la habría entregado. (Foto: Getty Images)

Los dos hombres detenidos son A.G.R., de 37 años, y P.LL.G., de 57 años, ambos residentes en Oviedo. El primero es el propietario de la escopeta de caza ilegal que presuntamente se usó en el suicidio, mientras que el segundo sería quien se la proporcionó al fallecido y quien se encargó de retirarla del lugar una vez utilizada. A A.G.R. se le imputa un delito de colaboración al suicidio.

Fue una llamada de un vecino de Xixún, en Siero, que avisó de haber visto un cuerpo frente a su casa la que avisó de lo sucedido en un primer momento. El olor detectado al llegar los agentes procedía de una casa a 70 metros de un incendio supuestamente provocado. Allí localizaron un trozo de madera que después relacionaron con una escopeta encontrada en el depósito de Intervención de Armas de la Comandancia de Oviedo.

El arma fue incautada pasado un mes de la muerte en el transcurso de la intervención de los agentes en una disputa. Después, en el curso de la investigación se asoció al suicidio del vecino de Xixún.

En cuanto a la víctima, en La voz de Asturias han hecho un perfil en el que señalan que se trataba de una persona solitaria con muy pocos amigos que estaba “obsesionado” con el desahucio que pesaba sobre él y que iba a producirse en breve. Según se descubrió en el transcurso de la investigación del caso, mantenía una relación complicada con su expareja, que era la dueña de la vivienda.

Además, también se descubrió al rastrear su actividad online había estado buscando información sobre temas como el suicidio, antidepresivos, testamentos, cuánto tiempo se agoniza y cuál es la probabilidad de sobrevivir a un disparo en la cabeza. Según se detalla, hizo una búsqueda amplia relacionada con todos estos temas y similares.

Los especialistas en Psicología y Criminología de la Sección de Análisis del Comportamiento Delictivo de la Guardia Civil que se sumaron al estudio de las pruebas y seguimiento del caso llegaron a la conclusión, según apunta el citado medio asturiano, de que su estado emocional era compatible con la búsqueda de ayuda para llevar a cabo el suicidio.

En la Comandancia de Oviedo barajan la posibilidad de que el fallecido lo planease todo como forma de culpar a su expareja.

EN VÍDEO | ¿Ballenas varadas en la costa de Asturias? Sí, está ocurriendo