Detenido el vicepresidente del partido islamista Ennahda

·2  min de lectura

Túnez, 31 dic (EFE).- El vicepresidente del partido islamista Ennahda y diputado del ahora suspendido Parlamento tunecino, Noureddine Bhiri, fue detenido este viernes en la capital cuando salía de su domicilio familiar y trasladado a un destino desconocido por agentes de policía de paisanol, reveló el partido.

En un comunicado de prensa, Ennahda denunció el "secuestro y peligroso precedente que augura que el país entrará en el túnel de la tiranía y la liquidación de opositores políticos de manera extrajudicial por parte del régimen golpista tras su fracaso en la gestión de los asuntos de gobierno y su incapacidad para cumplir con sus falsas promesas".

La formación conservadora acusó al presidente de la República, Kais Said, de "distraer" a la opinión pública con las consultas populares que comenzarán este sábado para preparar el referéndum constitucional, previsto para el 25 de julio, con el fin de "eliminar a opositores políticos"

Un día antes, el movimiento "Ciudadanos contra el golpe de Estado", que reúne a figuras de diferentes tendencias y que propone elecciones presidenciales y legislativas anticipadas para salir de la crisis actual, reveló la inminente formación de un frente político contra lo que consideran un "régimen autoritario basado en eslóganes populares".

Desde el pasado 23 de diciembre, una decena de diputados y antiguos responsables públicos como el exministro de Finanzas Ali Kooli, mantienen una huelga de hambre para denunciar el "peligro" que representa el mandatario y reclamar la liberación de dos exdiputados encarcelados así como de los manifestantes detenidos durante la última protesta.

Tras decretar el Estado de excepción el pasado 25 de julio-que incluyó el cese del primer ministro y la suspensión de la Asamblea de manera indefinida-, Said ha congelado la casi totalidad de la Constitución de 2014 y se ha hecho con plenos poderes con el fin de "recuperar la paz social".

Una decisión que ha sido calificada por la mayoría de partidos políticos como "golpe de Estado", mientras otros consideran que se trata de una "rectificación" de la revolución de 2011 que puso fin a las dos décadas del régimen autócrata de Zine El Abidine Ben Ali.

Durante este periodo, la Justicia ha abierto numerosas investigaciones y ha adoptado medidas cautelares -arrestos domiciliarios y prohibición de abandonar el país- contra altos cargos de instituciones, magistrados, hombres de negocios y diputados por supuestos casos de corrupción y otros ligados a la libertad de expresión, lo que ha desatado la preocupación de organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Ante las presiones por parte de organizaciones nacionales, partidos políticos y la comunidad internacional para regresar a la vía democrática; Said ha anunciado una hoja de ruta para el próximo 2022: un referéndum constitucional el 25 de julio y elecciones legislativas anticipadas el 17 de diciembre.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.