Detenido en Perú, el expresidente Pedro Castillo pide asilo en México

© Ernesto Benavides / AFP

El expresidente de Perú, Pedro Castillo, detenido en prisión provisional tras haber hecho lo que muchos acusaron de ser un golpe de estado, presentó una solicitud oficial de asilo en México. El país está consultando el Gobierno peruano. El ex jefe de Estado sigue siendo procesado por "rebelión" y "conspiración".

Este jueves, el ministro mexicano de Asuntos Exteriores, Marcelo Ebrard, informó que Pedro Castillo había ratificado ante el embajador de México en Perú, Pablo Monroy, una solicitud de asilo al Gobierno mexicano.

"El Embajador Pablo Monroy me reporta desde Lima que pudo entrevistarse a las 13.20 horas con Pedro Castillo en el Centro Penitenciario. Lo encontró bien físicamente y en compañía de su abogado", escribió Ebrard.

"Hemos procedido a iniciar consultas ante las autoridades peruanas. Les mantendré informados", prosiguió.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador también reveló este jueves que Castillo llamó por teléfono para pedir asilo a la Embajada de México de Perú.

"Habló aquí a la oficina para que me avisaran de que iba hacia la Embajada, que iba a solicitar el asilo y que si le abrían la puerta de la Embajada, pero seguramente ya tenían intervenido su teléfono", dijo López Obrador, añadiendo, "pero al poco tiempo tomaron la embajada con policías y ciudadanos, rodearon la embajada. Y él ni si quiera pudo salir, lo detuvieron de inmediato".

Acusación de golpe de estado fracasado

Este miércoles, Perú vivió escenas excepcionales que acabaron con el mandato de Pedro Castillo.

Esto fue interpretado como un intento de golpe de estado por parte de los políticos, incluso los de su partido, y los diputados lo destituyeron por incapacidad moral.

Con EFE y AFP


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
La nueva presidenta de Perú busca formar gobierno tras la destitución de Castillo
Así se enfrentaron Pedro Castillo y el Congreso de Perú hasta la destitución
Dina Boluarte asumió como presidenta de Perú tras la destitución de Castillo