Detenida por usar el DNI de su hermana para visitar a su novio preso y con una orden de alejamiento

M. J. Arias
·2  min de lectura

Acusada de un presunto delito de falsedad documental, una mujer fue detenida el pasado 1 de enero en la prisión de Palma al ser descubierta usando un DNI ajeno para identificarse y poder visitar a su novio en la cárcel. Sobre el hombre pesaba una orden de alejamiento por una acusación de malos tratos hacia ella, según informa El diario de Mallorca, y había sido detenido por un caso de violencia de género.

La mujer llevada desde octubre usando el DNI de su hermana para poder visitar a su novio en la prisión de Palma. (Foto: Getty Images)
La mujer llevada desde octubre usando el DNI de su hermana para poder visitar a su novio en la prisión de Palma. (Foto: Getty Images)

Los hechos relatados por el citado diario local ocurrieron el pasado viernes a primera hora de la tarde. La ahora detenida acudió a visitar a su pareja en la cárcel y en el control de acceso mostró un documento nacional de identidad (DNI). Al comprobarlo, los funcionarios se percataron que la persona que les había hecho entrega del mismo no parecía ser la misma que la de la foto y que la firma estampada en el documento y en el formulario para las visitas tampoco coincidía.

Entonces fue cuando llamaron al 091, que envió a una patrulla de la Policía. En un primer momento la mujer mantuvo su versión, que era la persona que figuraba en el DNI mostrado. Sin embargo, al indicarle los agentes que procederían a su traslado a comisaría para cotejar las huellas dactilares y comprobar si efectivamente era quien decía ser, esta reconoció lo que a ojos de los agentes parecía evidente.

Según confesó la detenida, de 32 años, el documento identificativo era en realidad de su hermana y llevaba tiempo usándolo. Se lo cogía sin que ella se enterase y se lo devolvía de la misma manera, explicó. Para intentar parecerse a ella había cambiado incluso algunos aspectos de su apariencia.

La razón por la que usaba un DNI ajeno se remonta a octubre, cuando fue a visitar a su novio y no le dejaron entrar ya que sobre él pesaba una orden de alejamiento tras haber sido detenido por maltratarla. Entonces fue cuando decidió usar el documento de su hermana.

La orden expiró el pasado mes de noviembre, pero la mujer decidió continuar con la farsa temerosa de que si usaba su propio DNI para entrar tras varias visitas a prisión alguien podría darse cuenta del engaño anterior. En todo este tiempo, explican en La información, la detenida aumentó la frecuencia de las visitas a casa de su hermana para poder sustraerle el DNI y devolvérselo después.

Ahora, descubierta habiendo usurpado la identidad de su hermana, se enfrenta a una acusación por un delito de falsificación documental.

EN VÍDEO | Una turista da de comer a un oso negro, sube el vídeo a las redes y ahora se enfrenta a 6 meses de prisión