Detenida una cadete por la desaparición de una mujer en una escuela policial de Ecuador

·3  min de lectura

Quito, 16 sep (EFE).- Una cadete de la Escuela Superior de Policía de Ecuador fue detenida para investigaciones tras la desaparición de la abogada María Belén Bernal en el mismo recinto donde funciona esa institución policial, informaron este viernes las autoridades.

La Fiscalía informó que allanó el área del pelotón femenino de la Escuela Superior de Policía en Quito, donde desapareció Bernal, "para ejecutar la orden de detención con fines investigativos de la cadete Joselyn Brigitte S. P."

El secretario de Seguridad Pública y del Estado, Diego Ordóñez, indicó en una rueda de prensa que la Policía solicitó que se allane un dormitorio del pabellón femenino y que se detenga a la cadete, pero no informó sobre las razones de las acciones contra esa integrante de la Policía.

El caso de Bernal se hizo conocido después de que su familia denunciara que no saben nada de ella desde el pasado domingo, cuando fue a visitar a la Escuela Superior de Policía de Ecuador a su esposo, Germán Cáceres, uno de los instructores del recinto que ahora se encuentra prófugo de la Justicia.

INVESTIGACIÓN INTERNA

Ordóñez añadió que la Dirección de Asuntos Internos de la Policía inició los procesos de investigación para sanción de alrededor de diez miembros de la institución policial: jefes de control, oficiales que estaban a cargo de la guardia y, "sin duda, para la destitución del policía Cáceres".

Asimismo, informó que el jefe de Estado, Guillermo Lasso, dispuso la inmediata separación del encargado de la Dirección de la escuela policial y se pidió el incremento del personal para fortalecer la búsqueda de Bernal.

La orden de detención contra Cáceres está vigente desde la noche del jueves, dijo Ordóñez al asegurar que la Policía había pedido el pasado martes que se presentaran cargos contra el esposo de Bernal, pero el fiscal a cargo "consideró que no tenía los suficientes elementos de convicción".

FISCALÍA PIDIÓ VIGILANCIA

De su lado, la Fiscalía indicó que tomó conocimiento de los hechos el pasado 13 de septiembre, a raíz de una denuncia presentada por la pareja de la víctima y ahora sospechoso, y abrió una investigación preliminar por presunta desaparición.

Además, la fiscal general, Diana Salazar, solicitó al ministro del Interior, Patricio Carrillo y al comandante general de la Policía, Fausto Salinas, que se presten todas las facilidades para el avance de las investigaciones.

Esto, "tomando en consideración que el sistema de investigación es dirigido por Fiscalía pero ejecutado por la Policía, más aún si pudiera estar involucrado un oficial de esa institución", señaló la Fiscalía en un comunicado.

Salazar anotó que, tras la versión rendida por Cáceres y con la orden judicial respectiva, dispuso a la instancia pertinente de la Policía acciones de seguimiento y vigilancia al ahora sospechoso, mientras continúa la práctica de diligencias de investigación.

SIN REGISTRO DE SALIDA

Salinas ratificó este viernes en una rueda de prensa que hay registros de ingreso de Bernal a la escuela de la Policía para entregar alimentos a su esposo, quien tenía servicio de guardia nocturna.

Aseveró que en los libros de registro consta el ingreso de Bernal, pero no la salida, por lo cual se ordenó que se investigue quién no cumplió con el procedimiento.

Entre las medidas tomadas por Carrillo está la suspensión de actividades en la Escuela Superior de Policía y el inicio de un rastreo en los alrededores de la instalación, ubicada en el norte de Quito, según detalló el Ministerio del Interior en un comunicado.

(c) Agencia EFE