Detención domiciliaria para exdirigentes de Autostrade por colapso del puente Morandi en Italia

·2  min de lectura
El nuevo puente de Génova, en Italia, el 28 de abril de 2020
El nuevo puente de Génova, en Italia, el 28 de abril de 2020

La policía financiera italiana anunció la detención domiciliaria de tres exdirigentes de Autostrade per l'Italia, filial del grupo Atlantia de la familia Benetton, en el marco de una investigación paralela sobre el puente Morandi de Génova (norte), que colapsó en 2018.

Entre ellos figura Giovanni Castellucci, consejero delegado de la compañía hasta enero de 2019, quien fue dirigente también de Atlantia.

El anuncio provocó la caída del título de Atlantia en la Bolsa de Milán, el cual hacia las 14H00 GMT) cedía de un 2,42%, tras perder casi un 5%.

La policía financiera precisó que además de los tres exresponsables de Autostrade que recibieron la orden detención domiciliaria, tres dirigentes que actualmente trabajan para la firma recibieron "medidas de interdicción".

Los funcionarios han sido acusados de "atentar a la seguridad" y de "fraude" en el suministro de un servicio público.

Las autoridades judiciales estiman que esos funcionarios estaban al tanto de las fallas que presentaba el puente, del peligro que representaba y de no haber tomado las medidas necesarias.

La investigación paralela a la principal por el derrumbe del puente, comenzó hace un año y se concentra en el análisis de la documentación sobre las barreras contra el ruido montadas en el puente de Génova que se derrumbó en agosto del 2018 causando la muerte de 43 personas.

Las barreras "antisónicas" fueron colocadas "con Vinavil", un fijador corriente con el fin de economizar dinero, según aseguró uno de los técnicos en una interceptación telefónica. 

Se calcula que el precio de esas obras, correctamente realizadas, era de 140 millones de euros (164 millones de dólares).

Castellucci "estaba informado sobre la gestión de las barreras y avaló esas decisiones", subraya la orden de detención.

"De esta investigación resulta la dramática ligereza con la que los dirigentes de la empresa administraban las autopistas a su cargo, aún cuando estaban informados del uso de material peligroso para los automovilistas", subrayó en un comunicado la formación de gobierno Movimiento 5 Estrellas, que acusa a la firma de la familia Benetton de ser responsable de la caída del puente. 

Atlantia acordó con el gobierno italiano su salida de Autostrade per l'Italia para poner fin a la disputa por el derrumbe del puente y evitar la anulación de las concesiones para la gestión de una red de 3.000 kilómetros de autopistas.

bur-kv/mar/mb