Carla Vizzotti advirtió que si bien los casos están bajando, “el piso es muy alto”

·3  min de lectura
La ministra de Salud, Carla Vizzotti, justificó las medidas para "retrasar lo más posible" el ingreso al país de la variante Delta.
Presidencia

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, afirmó hoy que el gobierno busca “retrasar lo más posible el ingreso de la variante Delta” al país, con lo cual justificó las medidas de restricción entre las que figura el tope de 600 pasajeros por día en vuelos provenientes del exterior. La funcionaria advirtió que debe evitarse una escalada de casos desde el piso actual, al que definió como “muy alto”.

“Con el invierno por delante, con las variantes más transmisibles y tanta circulación de personas a diferencia del año pasado, la verdad es que si empiezan a aumentar los casos, a escalar a partir de este piso es un problema, un riesgo grande”, alertó Vizzotti en un contacto con un grupo de medios, entre ellos LA NACION, para precisar la situación sanitaria de la Argentina frente a la pandemia.

En la cartera de Salud, donde la ministra inició la jornada antes de participar esta tarde de una conferencia de prensa en la Casa Rosada, Vizzotti ponderó la “fuerte escalada del plan de vacunación” al que apuesta el gobierno para evitar que la tercera ola de la pandemia se instale en el país. “Están bajando los casos, pero están en un piso muy alto”, advirtió la ministra de la cartera sanitaria.

Según indicó Vizzotti, la detección de dos nuevos casos de la variante Delta, confirmada en las últimas horas, fue producto de la secuenciación que se realiza sobre las muestras de quienes regresan del exterior. Mientras que la secuenciación genómica permite identificar las otras cepas de la enfermedad y se realiza sobre otros grupos poblacionales, para tener una muestra amplia de lo que sucede en el país.

El Gobierno confirmó el decreto para destrabar la compra de vacunas Pfizer, Janssen y Moderna

Vizzotti aclaró que no hay circulación comunitaria de Delta, la variante del virus que preocupa por su alta transmisibilidad. En ese marco y ante una consulta de este diario, la ministra sostuvo que la posibilidad de instrumentar nuevos confinamientos “se evalúa en forma permanente, todo el tiempo”, aunque aclaró que “las medidas que haya que tomar serán intensivas, localizadas y transitorias”.

“Nosotros abogamos para que cada jurisdicción, con los indicadores que están vigentes, tome las medidas en forma oportuna para no necesitar eso y poder seguir avanzando en las autorizaciones”, precisó Vizzotti sobre el instrumento de la cuarentena, tras lo cual fijó la postura de la administración de Alberto Fernández: “No es que eso solo depende de Nación, sino también de las jurisdicciones”.

Se detectaron dos nuevos casos de variantes Delta

Más allá de la variante Delta, el escenario general de la enfermedad preocupa al gobierno por la alta cantidad de casos, a pesar de la baja que de las últimas semanas. “Están bajando los casos, pero desde un piso muy alto”, señaló Vizzotti. “Lo que hay que hacer es fortalecer los cuidados y seguir avanzando con este horizonte temporal concreto que es la vacunación”, remarcó la ministra de Salud.

La funcionaria pidió mantener las medidas de cuidado -el uso del barbijo, la ventilación cruzada y la suspensión de las reuniones sociales- ante las variantes que ya circulan en el país, como Manaos, Reino Unido y Andina. “Todo lo que decimos adquiere muchísima importancia porque epidemiológicamente están bajando los casos, pero todavía estamos al nivel del pico más alto del año pasado”, advirtió.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.